El sábado 4 de febrero, sobre la explanada del Ministerio de Ciencia y Técnica en CABA, más de 300 personas participamos del Segundo Plenario Nacional de Ciencia y Técnica. Las 22 delegaciones que vinieron desde todo el país llenaron de contenido este plenario, impulsado a fines del año pasado en Córdoba con el objetivo de dar los primeros pasos hacia una coordinación nacional para luchar por el ingreso a carrera de todos los recomendados que habían sido rechazados por Macri y Barañao. Sin embargo, el kirchnerismo junto con el PO impusieron fuertes límites al avance de la coordinación nacional.

La pelea es por el ingreso a carrera

El plenario empezó a las 11 con el saludo de varias organizaciones sindicales, entre ellas ATE, Jóvenes Científicos Precarizados (JCP) y la Red Nacional de Afectados.

Luego, se abrió el primer punto del debate alrededor del plan de lucha. Los delegados de las distintas provincias y ciudades expusieron los mandatos de sus asambleas, los cuales en su mayoría proponían movilizar durante febrero poniendo en primer lugar la exigencia del ingreso a carrera de todos los postulantes recomendados.

Después de las 13hs se abrió la lista de oradores.

El debate se desarrolló en torno a cuál debía ser el eje de la lucha. El kirchnerismo, a través de ATE, sostuvo que el problema del ingreso a carrera era “la punta del iceberg” de un problema más general: el presupuesto votado por el Congreso en 2016. Sin embargo, su propuesta de hacer una campaña política sobre ese punto corría el eje de la pelea por el ingreso al CONICET hacia la disputa electoral de 2017. Por su parte, el PO, a través de JCP, planteó realizar un pliego con todas las reivindicaciones sindicales que atraviesan a los trabajadores de Ciencia y Técnica. El problema de las posiciones de los K y el PO es que la pelea por el ingreso a carrera queda diluida.

Desde Becarios e Investigadores del ¡Ya Basta! y el Nuevo MAS, planteamos que sin ingreso a carrera no hay ni puede haber sistema científico alguno. Y propusimos elaborar un programa que pusiera en primer lugar la pelea por el ingreso a carrera en CONICET para estar en mejores condiciones para conseguir el resto de las reivindicaciones.

La discusión se resolvió por las mociones más votadas en los mandatos de las asambleas regionales. Hubo un acuerdo mayoritario en impulsar varias movilizaciones durante el mes de febrero por el siguiente pliego de reivindicaciones:

  1. Ingreso a CIC de todos/as los/as afectados/as
  2. Que el presupuesto para los ingresos tiene que asignarse a CONICET
  3. Ampliación de la representación de afectados/as en la mesa de seguimiento
  4. Que los ingresos no sean a costa de ajustes en futuras convocatorias
  5. Solicitar regularidad en las convocatorias a CIC
  6. Respetar las cuotas asignadas a cada gran área y zona geográfica prioritaria.

Los K y el PO frenan el avance en la coordinación nacional

A las 15hs, el plenario continuó con el debate sobre Articulación Nacional. En este punto, los mandatos de las provincias y localidades del interior fueron unánimes: que haya un representante de cada provincia en la comisión mixta de seguimiento -comisión lograda en el acta acuerdo de diciembre a través de la cual se continuarán las negociaciones por el ingreso de los 508 afectados-, y que, en las instancias de coordinación nacional, esté garantizada la participación de todas las provincias, con representantes votados en asamblea. Este mandato unánime fue una reacción positiva frente a lo que pasó en diciembre cuando la dirección del conflicto en capital decidió levantar la toma del MinCyT cuando había fuerzas para seguir.

Sin embargo, la Red Federal de Afectados de Buenos Aires planteó que la representación federal en la comisión mixta iba a estar garantizada por una mayor participación de compañeros de la RFA. Esta posición dejaba afuera de las negociaciones a los representantes del interior. Los delegados de Córdoba propusieran que en la comisión mixta participen todos: las organizaciones sindicales, los representantes de las provincias votados por asamblea y los compañeros de la Red Federal de Afectados. El PO intervino rechazando el mandato del interior, con el argumento de que el ingreso de los 508 afectados era un problema gremial y no político. Desde Becarios e Investigadores del ¡Ya Basta! y el Nuevo MAS intervenimos apoyando el reclamo del interior, ya que entendemos que la pelea por el ingreso a carrera es política, no meramente sindical, porque se trata del ajuste del gobierno al corazón del sistema científico, y que la forma de pararle la mano es poniendo en pie un gran movimiento nacional en defensa de la ciencia.

Finalmente, los compañeros de Mendoza y Córdoba propusieron una salida intermedia que también fue rechazada. En este punto, se impuso la posición del PO bajo el argumento de que no se había logrado un “consenso” y entonces la discusión debía volver a las asambleas regionales. Pero lo que hubo, lejos de ser una resolución de consenso, fue una negativa a que el interior pueda tener representantes en las negociaciones con el gobierno, desconociendo la mayoría de los mandatos. Lo mismo valió para las formas de coordinación nacional, punto sobre el cual no se avanzó sobre ninguna medida concreta.

Pongamos en pie un gran movimiento nacional contra el ajuste de Macri a la ciencia

Desde el Nuevo MAS saludamos la realización del segundo Plenario Nacional y la nutrida participación del interior así como de los compañeros de la Capital Federal. Esta gran participación es un punto fuerte que demuestra que hay fuerza y voluntad para continuar la lucha por lograr el ingreso a carrera de todos los afectados. Sin embargo, creemos que haber abortado la posibilidad de dar un paso en unificar el movimiento de Ciencia y Técnica es dejar pasar una valiosa oportunidad. En este punto, la responsabilidad le cabe a los K y al PO que forman parte de la comisión negociadora y se negaron a incluir a los representantes del interior pese a que era el mandato mayoritario.

Desde Becarios e Investigadores del ¡Ya Basta! y el Nuevo MAS seguiremos batallando en la perspectiva de poner en pie un gran movimiento nacional de Ciencia y Técnica que, aliado a todos los sectores que se enfrentan al ajuste del gobierno, como lo hacen los trabajadores de AGR-Clarin, pueda pararle la mano a Macri.

Becarios e Investigadores del ¡Ya Basta! y el Nuevo MAS

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 432

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion