La película sobre la industria automotriz en Argentina y la lucha de Gestamp en internet

El jueves 29 de diciembre se hizo el estreno on line del documental Viaje al Centro de la Producción de Damián Finvarb y Ariel Borenstein, que a partir de ese momento está a disposición en internet.

La película, estrenada en los cines en 2015 con muy buenas críticas, desarma el discurso que desde el gobierno levantaba el kirchnerismo sobre un modelo de desarrollo productivo que tenía como puntal a la industria automotriz.

En el documental se vislumbran las contradicciones que emergen cuando empieza la crisis en Brasil: la baja cantidad de componentes locales de autopartes que jamás superó el 25 por ciento por cada auto producido; la presión de las terminales, extranjeras en su totalidad, por imponer sus intereses; el aumento de la productividad de los trabajadores a costa de espaldas rotas y el surgimiento de una nueva generación obrera y de corrientes revolucionarias como el Nuevo MAS, entre otras, que actúan entre los trabajadores.

Franco Ratazzi aparece como el emblema de una patronal que no cuida las formas a la hora de bajarle línea hasta al propio gobierno. Ratazzi asumió el control de Fiat cuando las empresas decidieron retomar una ofensiva en la región desplazando al grupo “nacional” Macri, que sólo pudo manejar vía Sevel el negocio cuando el imperialismo consideró que no rendía frutos.

En el documental se destaca la lucha de los trabajadores contra el comienzo de la crisis en el sector. Se desarrolla la de Gestamp, que durante varios días paralizó no sólo esa fábrica, sino a varias de las terminales a las que provee a partir de la toma del puente grúa, con la que se desempolvaron viejos métodos de lucha del movimiento obrero.

El papel abiertamente traidor de Pignanelli y el SMATA no encontró eco en los trabajadores de Ford, a los que quiso manipular para que cortaran la Panamericana contra la lucha de Gestamp “en defensa del trabajo”.

El conflicto tomó tal voltaje que pasó al plano político a tal punto que la presidenta tuvo que hablar del conflicto. En esta lucha y en la de Lear, el kirchnerismo junto a la patronal y la burocracia, buscó cortar de cuajo el creciente peso de la recomposición de los trabajadores a partir de internas independientes. Lo mismo había intentado hacer en el período 2007-2008 en FATE y el Neumático, en Pilkington, en Maffisa, en el Casino, en Jabón Federal y en Kraft.

El documental mantiene vigencia hoy, en tiempos en que Macri encabeza un gobierno aún más servil con el imperialismo y la patronal y decidido a avanzar contra los convenios laborales y el salario de los trabajadores, lo que planteará un nuevo desafío a la recomposición obrera y a la izquierda revolucionaria para pararles la mano mediante la radicalización de las luchas, que abra paso también a un verdadero giro a la izquierda en la conciencia.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb