Ante el avance de las variantes despolitizadas y el kirchnerismo

Estas nuevas elecciones en el CNBA (Colegio Nacional Buenos Aires) volvieron a darle un impresionante triunfo a la despolitizada Lista 59 en todos los cargos a los que se presentaron y la presidencia a los K (una presidencia honoraria. Sólo obtenida porque la 59 por su perfil horizontalista no se presentó a ese cargo). Mientras tanto, la izquierda como conjunto realizó una elección olvidable por culpa del divisionismo de Oktubre-PO, que terminó apenas medio punto arriba de CENBA en Acción en su primera elección, resultado más que interesante el de esta última lista.

Los motivos de este panorama son varios pero sin duda el principal es la inmovilidad que se vio este año en el colegio. La rebelión educativa que cruzó la UBA a principio de año fue tomada solamente por los docentes y los estudiantes sólo llegaron a apoyarla sin imprimirle ninguna reivindicación. El resto del año pasó entre la inmovilidad, las concesiones de Zorzoli, debates “de moda” sin propuestas de acción y la participación solamente en las marchas más cruciales de este año.

Por eso a la hora de la campaña lo que pesó fueron las discusiones de centros “de gestión”, prometiendo un centro que te resuelva tu problema, sin demasiada necesidad de que te involucres o salgas a luchar.

Pero la Lista 59 combinó este discurso con una campaña por el “horizontalismo” que podría parecer una apuesta a las bases, pero en la práctica es sumamente burocrática y ha dedicado más fuerzas a atacar a la izquierda que a la Franja Morada.

Esta fue una tónica del año, la situación de la izquierda no era la mejor. Con el posmodernismo horizontalista de moda y dedicándose constantemente a atacar a la izquierda, algunos pibes que veníamos agrupados en Tinta Roja supimos leer el contexto y decidimos hacer una propuesta más amplia. El planteo era simple, hacía falta una lista que planteara un CENBA activo para pararle la mano a Macri y que pudiera hacerlo sumando la fuerza de los independientes y los agrupados. Así propusimos un plenario y lo convocamos junto a otros activistas. Allí construimos en conjunto con activistas independientes una nueva opción para el Nacional.

Desde su primer plenario, los independientes que se sumaron junto a activistas agrupados decidimos hacer de la consigna “pararle la mano a Macri” la más importante. Fue entonces que Oktubre-PO decidió retirarse porque estaban en contra de esa consigna. Esta división le quitó potencia a la izquierda de conjunto que por culpa del sectarismo del PO, por primera vez en más de diez años queda fuera de la Mesa Directiva del centro.

Sin embargo, la elección realizada por CENBA en Acción fue muy buena, ya que se trata de una lista que se presentó por primera vez.

Pero sobre todo, se consolida una agrupación que viene de hacer la única campaña que no caía en un exclusivo sindicalismo, que planteaba debates políticos, y sobre todo que proponía un CENBA en Acción para pararle la mano a Macri.

Esto es lo más importante, en un 2017 que se anticipa como un complejo año donde Macri va a profundizar sus ataques, CENBA en Acción se consolida como la agrupación de izquierda capaz de plantear estos debates de manera no sectaria y construir un centro que salga a pararle la mano al gobierno.

Dani

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb