Marchá con Las Rojas –

Esta nueva Marcha del Orgullo se llevará a cabo en un contexto nacional signado por el ajuste de este gobierno, los despidos, el cierre de programas de atención a víctimas de violencia, el ataque al derecho al aborto no punible perpetrado por la gobernadora Vidal. Si el año pasado salimos a decir que la homo-lesbo-trans-fobia no terminó el día en que se sancionó la ley del Matrimonio Igualitario y la ley de Identidad de Género en el Congreso, porque en los hechos nos siguen discriminando, golpeando y asesinando con total impunidad por nuestra orientación sexual, y que para acabar con la opresión es necesario luchar por políticas públicas reales que cambien estructuralmente el problema y le permitan al colectivo LGTBI salir de la opresión, hoy estos reclamos se profundizan con el actual gobierno ultra reaccionario de Macri.

Estamos en un momento en el cual se redobla la violencia, en donde siguen asesinando con total impunidad a nuestras compañeras trans, como lo hicieron con Diana Sacayán, con Laura Moyano, con Marcela Chocobar, con Evelyn Rojas en Misiones, y con tantas compañeras más. En donde la expectativa de vida detrans y travestis sigue siendo de 35 años, producto de las condiciones precarias de vida y de marginación social a las cuales son sometidas al negarles una real inclusión al mercado laboral, lo cual muchas veces no les deja otra alternativa más que recurrir a la prostitución y explotación sexual siempre opresiva para sobrevivir, quedando expuestas a la violencia de los proxenetas, de los prostituyentes y de la policía. Por eso creemos que es totalmente necesario acompañar a nuestras compañeras en la lucha por arrancarle a este gobierno el cupo laboral trans, pero también es necesario pelear a fondo por un cambio estructural que garantice trabajo genuino que permita obtener una independencia económica real.

¡No queremos que el gobierno financie con sumas millonarias a la Iglesia y a su educación confesional que se mete todos los días en nuestras vidas y en nuestras camas! Queremos trabajo, queremos refugios que garanticen la atención requerida porquienes sufren violencia, queremos políticas públicas que generen las condiciones para una verdadera inclusión en el sistema de salud, de educación. ¡Queremos una vida libre de homo-lesbo-trans-fobia y de violencia sexual!

Para conseguir todos nuestros reclamos, es necesario poner en pie un movimiento LGTBI que luche en las calles, que sea independiente del gobierno y de todo sector patronal, que se hermane y luche codo a codo con las miles de mujeres que salieron a la calle a hacerle el primer paro nacional a Macri cansadas de tanta violencia, que se alíe a los trabajadores, a los estudiantes, y a todo sector oprimido de la sociedad para arrancarle al gobierno todos los derechos que nos faltan conquistar.

Este 26 de Noviembre tenemos que salir del closet y tomar las calles, como lo hicimos el 28 de Junio en el aniversario de la revuelta de Stonewall, como lo hicimos en la Casa de la Provincia de Misiones reclamando justicia por Evelyn Rojas, y de este modo movilizarnos contra el gobierno homofóbico de Macri y todas las instituciones que encarnan y reproducen la discriminación y odio contra el colectivo LGTBI, y para pelear por una sociedad igualitaria.

Este sábado 26 de noviembre a las 16 horas marcharemos desde Plaza de Mayo levantando bien en alto las banderas por:

¡Basta de travesticidios! ¡Justicia por Diana Sacayán, por Laura, Marcela y Evelyn!

¡Trabajo genuino que garantice independencia económica! ¡Implementación inmediata del cupo laboral trans y travesti!

¡Basta de femicidios y de homo-lesbo-trans-fobia!

¡Separación de la Iglesia del Estado!

¡Acceso a trabajo, salud, educación y a una vida libre de violencia sexual!

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb