El ataque neoliberal de los 90 contra los derechos de los trabajadores, implico específicamente  para los regimenes jubilatorios de los estatales en el caso de once   provincias, la desaparición de las cajas o institutos previsionales provinciales mediante su transferencia a Nación. Ello implico el aumento de la edad jubilatoria y la baja del haber jubilatorio.

Trece provincias, entre ellas la de Buenos Aires, mantuvieron sus Insitutos, diez de las cuales firmaron convenios con ANSES para “armonizar” su sistema es decir, pagar menos jubilaciones: el caso emblemático fue el de Cordoba, que año tras año fue cambiando las condiciones de su régimen jubilatorio porque nunca era suficiente para el gobierno nacional lo que el gobierno de Cordoba le sacaba a sus trabajadores.

Apenas asumido Macri, la gobernadora K de Tierra del Fuego Bertone, decreto la Emergencia Previsional,  liquido el   IPASUSS, (Instituto Provincial Autárquico Unificado de Seguridad Social) organismo previsional  autárquico, creando un nuevo régimen previsional, lo  que provocó una dura lucha de los trabajadores fueguinos en su repudio..

Ahora, con la Ley de Blanqueo, el gobierno incorporó  un artículoque  atacaa los derechos de los estatales de las provincias  que aún mantienen sus Institutos de Previsión.

ARTÍCULO 27. — Instrúyase al Poder Ejecutivo nacional que, por intermedio del organismo pertinente, arribe en un plazo de ciento veinte (120) días, a un acuerdo con las provincias cuyos sistemas previsionales no fueron transferidos a la Nación a fin de compensar las eventuales asimetrías que pudieran existir respecto de aquellas jurisdicciones que sí hubieran transferido sus regímenes previsionales, de manera de colocar a todas las provincias en pie de igualdad en materia previsional. A tales efectos, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) deberá realizar las auditorías correspondientes a fin de evaluar los estados contables y los avances en el proceso de armonización.

Las transferencias de fondos deberán ser determinadas en función de:

  1. Los desequilibrios que estaría asumiendo la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) si el sistema previsional de que se trata hubiese sido transferido a la Nación.
  2. Los avances realizados en el proceso de armonización.

 

Es que durante décadas los trabajadores estatales recibieron aumentos en negro, que no provocaban aportes a las obras sociales ni a los regímenes jubilatorios, los que fueron desfinanciando las Cajas. Ahora, Macri nos  decreta CULPABLES de este desmanejo a los trabajadores  y nos quiere  PENAR  con:

  • ELEVACIÓN DE LA EDAD JUBILATORIA (65 años hombre-60 mujer en ANSES – 60 IPS)
  • BAJA DEL HABER JUBILATORIO (promedio remuneraciones 10 últimos años ANSES – 70% al 80% del haber del activo en IPS)
  • DESAPARICIÓNDE JUBILACIÓN POR EDAD AVANZADA (No existe en ANSES, sino una pensión de un monto miserable – 65 años con 10 de aportes en IPS)

Ya en 2008 Scioli intento apropiarse de los fondos delIPS y un histórico proceso de movilizaciones se lo impidió, debiendo retirar el proyecto de ley con el que pretendia realizar este robo. Es hora de repetir esa experiencia, empezando por denunciar este proyecto impulsando la más amplia unidad de acción para enfrentarlo e impedir su concreción.

¡BASTA DE AJUSTE!

¡EL IPS ES DE TODOS LOS ESTATALES DE LA PROVINCIA, NI DE MACRI NI DE VIDAL!

 

JUDICIALES CLASISTAS

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb