Temas: ,

Represión en Chacabuco –

La “era Macri” comenzó desde su primer día con una clara señal hacia la persecución de los organismos de Derechos Humanos: a los ataques al salario y al empleo, el tarifazo, las medidas a favor de los grandes empresarios, se les suma ahora en nuestra ciudadla persecución a los ciudadanos y la presencia de fuerzas represivas.

Esta situación es coherente a otros tipos de declaraciones y presencias en todo el país: el ex–ministro Lopérfido, negó la existencia de 30 mil desaparecidos durante la dictadura del ‘76. En ocasión de los festejos del Bicentenario de la Independencia Macri permitió desfilar a personajes siniestros como Aldo Rico, o a los protagonistas del “Operativo Independencia” en Tucumán. El objetivo era rehabilitar a las Fuerzas Armadas golpistas como institución “legítima”. La orden de detención contra Bonafini significa, un salto en esta cadena de provocaciones. Lo que se pretende eliminar es la conciencia democrática instalada en la sociedad, que mayoritariamente repudia el terrorismo de Estado y la represión -de la que los partidos tradicionales y el empresariado fueron cómplices.

Las organizaciones de izquierda como el Nuevo MAS logramos derrotar hasta el momento la aplicación del protocolo antipiquete, aunque muy probablemente el macrismo quiera seguir insistiendo con ella, y para eso en nuestra ciudad, Aiola se está encargando de que la población se acostumbre a la presencia de las armas.

Hace unos días en nuestra localidad, el intendente dispuso para un “control de tránsito” al Grupo de Prevención Motorizada (GPM) en conjunto con la policía de tránsito, la policía comunal y el GAD. Este control se llevó a cabo bajo persecuciones, abuso de autoridad y en un contexto de terror: tipos uniformados de negro de pie a cabeza, apuntando a los ciudadanos con armas y en algunos casos golpeando y disparando balas de gomas.

Desde el municipio se comunicó que este grupo de prevención “Realiza tareas motorizadas antidisturbios interviniendo toda vez que se encuentre alterado el orden público y la paz social (…) En el conjunto de sus características visuales el presente grupo tiene un alto poder de disuasión que desalienta instantáneamente cualquier tipo de situación que amenace el orden público, haciendo eje sobre los principios del orden, la disciplina y el respeto social.

Desde el Nuevo MAS repudiamos este tipo de accionar violento y abusivo hacia los ciudadanos. Somos conscientes que estos argumentos de “paz social y orden público” remiten a las mismas consignas de la Junta Militar en épocas a las que les dijimos Nunca Más. Aiola, siendo fiel a la línea represiva del Gobierno Nacional de Cambiemos, amenaza a la población: es responsable del miedo generado en muchos sectores y de las víctimas de la violencia institucional que se está ejerciendo.

En este sentido, convocamos a todos los luchadores, organismos DDHH y a la izquierda a preparar uno Jornada Nacional de Lucha para este 16 de septiembre, cuando se desarrollen las audiencias públicas bajo las consignas: Abajo el tarifazo, fuera Aranguren, contra los despidos, por la reapertura de las paritarias y contra la persecución a los luchadores.

Nuevo MAS Chacabuco

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb