Verdadera montaña rusa política, que logró ya varias veces desmentir todos los pronósticos (como con la elección inesperada de Benoît Hamon y François Fillon en las primarias del Partido Socialista y Los Republicanos, respectivamente), las elecciones francesas serán hasta el último día una caja de Pandora. Mientras en las últimas semanas, luego de la caída de Fillon a causa de los escándalos de corrupción, todo parecía encaminarse a una segunda...

  • IzquierdaWeb