Temas: ,

“El mercado de medicamentos de los países pobres es un objetivo clave para la industria farmacéutica ya que si bien el consumo por persona de fármacos es muy inferior a la magnitud total de las ventas, es potencialmente enorme al considerar que en estos países vive la mayor parte de la población mundial que es también  la que más enferma.” (Un documento de la Cátedra Libre de Salud y Derechos Humanos de la Facultad de Medicina de la UBA.

La compra de medicamentos para el Plan Remediar ha levantado polvareda en el Congreso. El gobierno, a través del Ministerio de Salud, lanzó un proyecto para que empresas extranjeras participen en igualdad de condiciones que las nacionales en la licitación. Los laboratorios medicinales de producción nacional, agrupados en CILFA (Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos) reaccionaron inmediatamente, argumentando que se violaba la ley de Compre Nacional, sancionada en el año 2002, además de dejar a los productos por fuera del registro de calidad del ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica). Presentaron un amparo y una medida cautelar en la justicia.

Desde las bancadas “opositoras”, en este caso del Frente Renovador, el dirigente del gremio de Sanidad, Héctor Daer, presentó dos proyectos de ley contraponiéndolos al oficial, con los mismos argumentos esgrimidos por las patronales, que son apoyadas por la UIA. Agrega además, que, si fuera votada esta nueva ocasionaría despidos masivos entre los trabajadores de la salud.

Con los precios disparados por las nubes, con los ataques al Plan Remediar con las restricciones en el área de Salud Sexual y Reproductiva, la reducción de personal en centros asistenciales y el deterioro general en la atención de la salud, tanta preocupación del diputado Héctor Daer emociona. Sobre todo tratándose de un integrante de la casta de dirigentes que nunca se ocuparon de las necesidades y sufrimientos de los trabajadores. Que nunca movieron un dedo meñique contra los despidos. A nuestra fundamentada desconfianza por su currículum le agregamos que, en medio de la pelea por la conducción de la CGT que están tramando entre las paredes de sus buhardillas burocráticas, Daer quiere demostrar su fuerza política, además de defender sus negocios con las patronales nacionales que, seguramente no por un ataque de patriotismo, defiende a rajatabla este referente sindical.

El Plan Remediar es un negocio fabuloso para algunos

Este plan, lanzado a partir del 2002, ajustado por el Programa para la Producción Pública de Medicamentos anunciado por la ministra Graciela Ocaña en abril de 2008 mediante la resolución 286/08, privilegió la adquisición de medicamentos a laboratorios nacionales frente a los extranjeros. Esta mayor circulación de los productos nacionales no solamente incidieron en las compras directas, sino en la competencia por los precios. Esa feroz batalla puso en carrera a nuevos jugadores, ya que antes los privados podían acordar los precios entre ellos. La otra cuestión es que dichos productos nacionales deben pasar por el ANMAT, por lo menos en lo establecido legalmente.

Maneja una cifra de 200 millones de dólares, en promedio 16 millones por año. Pero a su vez, dicho Plan generó deuda externa, ya que se puso en marcha con préstamos del BID como parte del presupuesto.

 

¡Alerta a trabajadores y beneficiarios!

 

Los futuros perdedores que están en la mira del proyecto macrista son los trabajadores de los laboratorios y los beneficiarios del Plan, ya afectados por sus recortes.

Los únicos que pueden frenar los futuros despidos y ataques, vengan éstos de mano de las empresas nacionales o extranjeras, son ellos mismos, organizándose en forma independiente, realizando reuniones y asambleas que exijan un plan de lucha unificado al tramposo de Daer y su pandilla, que quieren meter una vez más “gato por liebre” posando de combativos.

Así como controlar las cifras millonarias que manejan el Estado y las patronales, exigiendo su control por trabajadores y beneficiarios, los únicos que están interesados en su costo, su calidad y su entrega efectiva a los enfermos necesitados.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb