El miércoles 18, en una audiencia en la Secretaría del Ministerio de Trabajo en Lanús, los 15 trabajadores despedidos de Siat- Tenaris de Valentín Alsina, consiguieron la reincorporación. El apoyo de los compañeros dentro de la fábrica, la campaña montada para visibilizar el conflicto, la repercusión mediática alcanzada, etc.; se cruzaron con una situación donde está al rojo vivo el debate sobre los despidos y la consecuente discusión de la ley en el Congreso. Estas, entre otras coordenadas, abonaron el terreno para el retroceso de la empresa (una de las multinacionales más importantes del país) y la reincorporación total de los compañeros, demostrando que se pueden revertir estas situaciones.

El Nuevo MAS estuvo acompañando a los trabajadores durante estas semanas. En la puerta de la Secretaría, luego de obtener esta conquista, entrevistamos a uno de ellos.

 

SoB: Contanos un poco la situación y como se resolvió hoy.

C: Los despidos se producen el lunes 25 después de que se termina un mega gasoducto como de NEA (Noroeste), donde se facturaron más de U$ 500 millones, y todavía con la maquina caliente lo primero que se hace es echar a 15 trabajadores. Después de la paralización de la planta por dos días y medio, y lograr la conciliación con los despedidos adentro, empezó una serie de negociaciones hasta el día de la fecha, que fueron todas negativas. En ese transcurso, dentro de la fábrica empezamos a hablar con los compañeros que había que mantener vivo el apoyo, y por afuera se hicieron un montón de actividades como salir en C5N, instalar en los medios, se consiguió el apoyo de compañeros de otras fábricas, y todo eso empezó a preocupar a la patronal. En base a todo eso hoy se logra la reinstalación de los compañeros firmando un acta de suspensión al 80% del salario para toda la planta, como se hizo tradicionalmente: cuando la planta aduce falta de laburo, siempre se acordaban planes de suspensiones por el 85%.

 

SoB: Cual fue el planteo de los despedidos?

C: El planteo siempre fue que si ellos aducen que hay problemas en la producción, después de terminar una obra millonaria, que no se despidan 15 trabajadores, sino que se arregle un plan de suspensiones como se hace desde hace 20 o 25 años. Después los motivos que la empresa aducía nunca fueron claros, porque por un lado hablaba de los problemas con China, de los tubos chinos, pero por otro no podía argumentar porque no se podía arreglar con el tema de las suspensiones. De todos modos nosotros vemos que no es un problema económico ni de falta de laburo, porque hay trabajo todavía en la fábrica. Entendemos que los despidos fueron políticos, por persecución gremial, porque los despedidos son compañeros que dieron una pelea en la fábrica y tuvieron actividad sindical adentro de la planta.

 

SoB: Cual pensás que son los siguientes pasos que tiene que dar el activismo, ahora reincorporado en la planta?

C: Organizarse, fortalecer la unidad entre todos los compañeros, porque con el gobierno de Macri la mano se viene difícil.No es el único lugar donde hay despidos, hay otros lugares que se están preparando para dar la pelea. En la planta el camino a seguir es discutir con los compañeros como nos organizamos para pararle la mano a la patronal que lo que hace es parte de un ajuste más general que está llevando adelante Macri.

 

SoB: Felicitaciones, a seguir la pelea.

 

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb