Discurso de Marcos Dutch Dirigente de ¡Ya Basta!

 

Compañeros y compañeras, saludo esta movilización con la Plaza de Mayo llena, como no se ve hace tiempo. Hoy estamos dando un paso más en la rebelión que está empezando en todo el país, en la Universidad de Buenos Aires, en Rosario, en Córdoba, en La Rioja, en el Comahue, en todas las provincias del país. Un proceso de lucha enorme que tiene este momento, cruzado por la lucha de los docentes por conquistar un salario digno, no esa miseria que ofrece el gobierno ajustador de Macri del 15% y 20%, una verdadera provocación contra los trabajadores. Porque sabemos que este es un gobierno que gobierna para los que más tienen, para los de arriba, para los empresarios, para las multinacionales; y que para los trabajadores y la juventud solamente tiene miseria y represión. Pero estamos acá y no vamos a permitir que estos planes de ajuste pasen. Lo venimos demostrando desde hace meses. El 24 de febrero fuimos muchísimos en esta misma plaza, el 24 de marzo también. El otro día, el 29 de abril, antes de la convocatoria de las centrales sindicales, fuimos 200.000 personas movilizadas para pararle la mano a este gobierno. Y hoy es un capítulo más de esa lucha, compañeros y compañeras.

Y también nos convoca acá el ajuste que quiere descargar este gobierno contra la Universidad Pública globalmente, con un presupuesto que no alcanza para absolutamente nada, y que lo aplican los rectores de las universidades, con las autoridades y que también tienen sus aliados en el movimiento estudiantil. Por eso los estudiantes de facultades como Derecho o Medicina de la UBA tuvieron que autoconvocar asambleas para pasar por arriba de esas conducciones que están para hacer pasar el ajuste.

Se está marcando un camino de lucha compañeros, la facultad de Filosofía y Letras está tomada desde el lunes de esta semana. La Facultad de Sociales y la de Psicología que se tomaron ayer. Porque hay muchas reservas para salir a enfrentar a este gobierno reaccionario. El otro día recordábamos, que hace dieciséis años López Murphy quiso aplicar un plan de ajuste contra la educación, y movilizaciones como ésta y tomas en todas las facultades hicieron que López Murphy se tuviera que ir. ¡Y al gobierno de Macri también vamos a hacer que se vaya, con movilizaciones en las calles, tomando las facultades y junto al movimiento obrero, compañeros!

Es necesario alimentar esta rebelión educativa que está creciendo. Por eso tenemos que tomar más facultades, tenemos que seguir este proceso de lucha, construir más jornadas como ésta. Tiene que haber una rebelión educativa nacional que le pare la mano a Macri. Por eso también queremos proponer y aprovechar esta plaza llena de luchadores para proponer que de acá a dos semanas nos pongamos con toda nuestra fuerza en la organización de un Encuentro Nacional de Estudiantes de base, para discutir cómo nacionalizar la rebelión educativa que hace falta para pararle la mano a este gobierno ajustador.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb