CALSA es una fábrica alimenticia ubicada en el partido de Lanús que cuenta con aproximadamente 230 trabajadores. Hace más de un mes la patronal realizó 7 despidos, de los cuales 3 trabajadores decidieron luchar por su reincorporación. Con la solidaridad de sus compañeros y un paro como medida de lucha, se consiguió una conciliación obligatoria que permitió el reingreso de los tres compañeros a la fábrica; pasada la conciliación, la patronal reiteró los despidos. A partir de esto es que los trabajadores decidieron un plan de lucha con paro total y toma de planta, pero la patronal se endureció más y despidió primero a 36 compañeros más y luego a 20 más, superando los 60 despidos en menos de dos meses.

Los trabajadores de CALSA manifestaron que no habría bajado la producción y mucho menos que la empresa estaría por presentar quiebra, y que el motivo de los despidos sería el de debilitar a la nueva comisión de delegados que en las últimas paritarias consiguieron aumentos específicos para los trabajadores de esta fábrica.

Desde el Nuevo MAS nos hemos acercado para ofrecer nuestra solidaridad y bancar el acampe que están realizando frente a la planta. Creemos firmemente que el triunfo de este conflicto se basa en la fuerza de sus trabajadores y la coordinación con los demás sectores que se organizan y salen a luchar, y es a lo que apostamos desde nuestro partido.

 

¡Reincorporación de todos los despedidos ya!

¡Viva la organización y la lucha de los trabajadores de calsa!

Regional sur

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb