Este 20 de marzo se desarrolló una jornada de lucha sindical en diversos puntos del país, en repudio al mísero aumento salarial de 0,43% al sector público otorgado por el gobierno de Laura Chinchilla. Desde el Nuevo Partido Socialista nos sumamos a esta huelga en diversos puntos del país, donde entregamos el siguiente volante nacional del partido.

¡Defendamos los salarios contra los ataques del gobierno!
¡Preparemos una huelga nacional que le imponga al gobierno un pliego de lucha unificado!

El gobierno de Laura Chinchilla está “despidiéndose” de su mandato con un ataque contra los salarios de los trabajadores y trabajadoras del sector público, al decretar un “aumento” salarial del 0,43%. Por otra parte, los diputados entrantes ya declararon su intención de revisar los pluses salariales del sector público. Algo similar sostiene Luis Guillermo Solís del PAC, quien se posicionó en favor de una nueva ley de empleo público, la cual se aplicaría para los trabajadores y trabajadoras entrantes al gobierno central y donde se modificarían los incentivos salariales con criterios de “productividad” y “eficiencia”.
¡Desde Chinchilla, pasando por los diputados entrantes y el futuro gobierno de Solís, todos coinciden en golpear las condiciones salariales del sector público para “solucionar” el déficit fiscal, mientras dejan intactos los grandes privilegios fiscales que benefician a los empresarios exportadores y las empresas transnacionales!
Desde el NPS llamamos a todas las dirigencias sindicales a realizar un Encuentro Nacional Abierto a todas las organizaciones (sindicales, foros, estudiantiles, feministas y sexualmente diversas, populares y políticas) que estén dispuestas a luchar para discutir y votar un plan de lucha unificado de todos los sectores. Como parte de este plan de lucha, deben contemplarse acciones encaminadas hacia una huelga indefinida (como movilizaciones de 2 o 3 días, paros de labores en los centros de trabajo, marchas lentas en las principales carreteras, etc.), y debe reunir las reivindicaciones de todos los sectores explotados y oprimidos en lucha, por ejemplo, echar abajo el decreto del aumento salarial ridículo; impedir cualquier intento de eliminar los pluses salariales, defender la CCSS y los muelles de Limón y Moín, entre otros puntos. ¡Se debe luchar para que la crisis la paguen los grandes empresarios saldando las deudas con la CCSS y gravando a las zonas francas!
Finalmente, desde el NPS insistimos en no depositar ninguna confianza política en el futuro gobierno de Luis Guillermo Solís, el cual continuará gobernando en función de los grandes empresarios y sectores conservadores. Por esto, también hacemos un llamado para NO VOTAR este 06 de abril en la segunda ronda.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb