Temas: ,

 

 

El miércoles 16 se realizó el segundo paro convocado por ATE, después de la masiva movilización que protagonizamos los y las estatales el pasado 24 de febrero. A pesar de la continuidad que Macri les dio a los despidos de trabajadores, ATE no logró darle continuidad a la fuerza demostrada por los y las estatales la jornada anterior.

Es que el paro del 16, lejos de servir para continuar y profundizar la pelea contra el ataque macrista, fue un paro que salió de una reunión “por arriba”, sin consultas ni discusiones con las bases, y de un día para el otro. El resultado fue obvio, el paro no se llegó a preparar en los lugares de trabajo, hubo varias medidas simultáneas ya preparadas, costó la adhesión en algunos otros lugares, todo esto agravado por la división de marchas provocada por las internas de la burocracia: ATE provincia de Bs. As., que responde al secretario general “Cachorro” Godoy, marchó en La Plata, y ATE Capital, dirigida por el kichnerismo, hizo la suya en la Capital.

Después de haber marchado más de 25 mil personas a la Plaza de Mayo, la movilización de hoy se mostró muy flaca, y los únicos responsables son los burócratas de ATE que se niegan a dar una pelea seria y consecuente contra este gobierno reaccionario. Y sin embargo, quienes pudimos organizarnos para salir a las calles seguimos dando muestras de que por abajo hay bronca y ganas de seguir peleando contra los despidos. Porque después del paro del 24 Macri arremetió con miles de despidos otra vez: el Hospital Posadas, Ministerio de Salud, Comercio, Conectar Igualdad, Superintendencia de Riesgo de Trabajo, Agroindustria, por nombrar algunos. Y frente a estos ataques los trabajadores respondieron con firmeza, realizando permanencias en los edificios, cortes, paros y movilizaciones. Y la directiva de ATE, en lugar de servir para organizar estas experiencias de lucha, las mantuvo aisladas unas de otras, priorizando sus peleas y disputas internas en lugar de unificar las luchas, que son todas la misma: ¡pararle la mano a los ataques de Macri!

Por su parte, UPCN no sólo no ha ayudado a organizar, sino que se dedica todos los días a apretar compañeros y amenazar con despidos para los que se animen a protestar. ¡Ellos cuidan a sus familiares y amigos, y entregan a los trabajadores! Similar es el caso de SUTECBA, que encima le hizo el acto a Macri cuando abrió las sesiones en el Congreso, en lugar de denunciar los despidos y los palos.

¡Macri viene por todo! En menos de dos meses dejó en la calle a cerca de 40 mil trabajadores, y sigue. El 31 de marzo se vencen los contratos alcanzados por el Decreto 254, que superan los 25 mil, anticipando una nueva ola de despidos para el 1 de abril. Necesitamos prepararnos ya para enfrentar este ataque, no podemos esperar a que esos despidos se consumen para salir a la calles. La semana pasada los trabajadores de Conectar Igualdad y los que realizaban el acampe de la SAF fueron reprimidos por la policía; esta semana al Hospital Posadas lo abarrotaron de policías para cuidarse al entregar más de 600 telegramas de despidos. Macri va a querer hacer pasar su plan de despidos y paritarias a la baja como sea, la única forma de enfrentarlo es con un plan de lucha serio y consecuente, y para eso necesitamos discutirlo entre todos, trabajadores afiliados a todos los gremios, no afiliados, y despedidos.

El paro del 16 se convocó sin que discuta en la base y con muy pocos días para prepararnos. Y aunque fue una jornada donde muchos trabajadores pudieron expresar su repudio frente a la política de ajuste de Macri, es necesario exigirle a la burocracia de ATE que llame ya a un plenario donde podamos decidir los pasos a seguir, votando medidas unificadas para golpear todos juntos. El 1 de abril van a ser miles los compañeros que se queden en la calle, y no lo podemos permitir. ¡Hay que organizarse desde abajo para derrotar a este gobierno!

 

Marina H. Delegada ATE Capital

Lista Gris – Corriente Nacional Carlos Fuentealba

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb