Desde el Nuevo MAS participamos de la Marcha contra el Fascismo en Mar del Plata, que reunió a más de 2.500 personas, reclamando al nuevo intendente Carlos Arroyo y al Concejo Deliberante que se proclamen en contra de estos ataques fascistas en la ciudad; y a favor de los procesos judiciales en curso, exigiendo la cárcel para estos grupos que lidera Pampillón, con vínculos probados con la Policía y la Iglesia católica.

Hace años que vienen pululando en Mar del Plata, grupos minúsculos neo nazis. Sin embargo, el giro electoral conservador, y el triunfo de Cambiemos, con su expresión local, dio espacio a que estos sectores que se reivindican fascistas actúen cada vez con mayor impunidad. Lo cierto es que Arroyo miente cuando dice desconocer los hechos que se fueron sucediendo en la ciudad, cuando hay fotos donde el Secretario de Seguridad Julio Razona, nombrado por el flamante Intendente, posa junto a Carlos Pampillón, dirigente del FONAPA, (Frente Nacional Patriótico). El mismo Pampillón que visitó el local de Cambiemos cuando Carlos Arroyo festejaba su triunfo.

Uno de los primeros hechos que cobró popularidad fue durante el Encuentro Nacional de Mujeres, en el cual en primera instancia escracharon varios murales con leyendas antiabortistas, para terminar con graves hechos de violencia frente a la Catedral reprimiendo, junto a la Policía, a las mujeres que se encontraban en la Marcha.

Luego siguieron los ataques a diferentes espacios de derechos humanos, organizaciones sociales, amenazas de muerte a un activista del colectivo LGBTI, y los ataques directos a dos jóvenes militantes antifascistas en Plaza España a quienes golpearon salvajemente con palos de tubos de PVC rellenos de cemento.

Como corolario de todas estas agresiones, días previos a la marcha, con el mismo método cobarde de la emboscada, atacaron a Juan Martín, activista de AMaDI (Asociación Marplatense de Derechos de la Igualdad) mientras le gritaban “puto de mierda”, dejándolo inconsciente e internado más de un día en el Hospital público con serias lesiones en su rostro y el tabique fracturado.

Desde nuestro partido participamos de la Asamblea Antifascista junto a otras organizaciones políticas, sindicales, organizaciones de derechos humanos, organizaciones de derechos de la comunidad LGBTI, y sectores independientes, etc. Allí dimos una pelea dura en varios frentes. Primero, para que se decida marchar contra estos grupos neo nazis que han atacado y amenazado a distintos actores sociales, gays, lesbianas, militantes de izquierda, basándose en su desprecio a la diversidad, y por todo aquel o aquella que piense diferente e interpelando al Sr. Intendente Carlos Arroyo y al Concejo Deliberante a pronunciarse contra estos grupos liderados por Carlos Pampillón, y denunciando la complicidad de la Policía y la Iglesia católica, cuando otras organizaciones y diferentes sectores bregaban por quitarle todo tipo de contenido político a la lucha y sólo organizar festivales en diferentes plazas alejadas del centro político de la ciudad, sin denunciar fehacientemente la responsabilidad de las autoridades públicas de Mar del Plata. Segundo, ante las actitudes infantiles y sectarias de sectores de la izquierda que de manera sesgada y sin una comprensión de fondo de la situación se negaban a tomar acciones conjuntas con agrupaciones que representan al kirchnerismo, dividiendo la lucha contra los ataques reaccionarios del FONAPA y Bandera Negra.

Pulseada que hemos logrado ganar para ir dando importantes pasos de cara a la necesidad de avanzar en la unidad de acción y frentes únicos para unificar las luchas de los trabajadores, del movimiento de mujeres, de los estudiantes y en este caso contra el fascismo.

No es casualidad que ante la nueva situación del país, con la emergencia de un gobierno reaccionario que ya empezó a dar los primeros golpes contra los trabajadores y los sectores más oprimidos de la sociedad, surjan con total impunidad estos grupos que atacan a todos aquellos y aquellas que cuestionamos el orden de las cosas, y defendemos los derechos y las conquistas que hemos logrado gracias a la lucha luego de la rebelión popular del 2001. El intendente Arroyo, de la mano del macrismo, terceriza la represión para evitar costos políticos en sus primeros días de gestión y poder alisar el terreno para aplicar la agenda de ajuste que viene impulsando Cambiemos.

Desde el Nuevo MAS, llamamos a toda la comunidad, a los diferentes actores sociales y agrupaciones a que se sigan sumando a la Asamblea Antifascista, luego del primer paso que fue la multitudinaria marcha “Por una sociedad sin Fascismo” para derrotar a los grupos neonazis en las calles, al tiempo que seguiremos impulsando asambleas en cada lugar de estudio y trabajo para organizar la lucha contra el ajuste reaccionario que busca imponer el macrismo generando la más amplia unidad de acción defendiendo la independencia de clase, y los derechos de los trabajadores, la juventud, las mujeres y de todos los sectores explotados y oprimidos.

Al fascismo se lo derrota en las calles. NO PASARÁN!!!!

Nuevo MAS
Movimiento al Socialismo
Regional Mar del Plata
¡Socialismo o Barbarie!

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb