Una nueva traición de PW y la violeta

 

Por medio de un comunicado nos hicieron saber que el Secretario general, Pedro Waseijko, firmaría el miserable aumento de salario y el premio celular, que finalmente ya firmó. Además, el 17 del corriente meshizo un acto frente a la planta inaugurando la farmacia donde festejó una nueva traición.

Obviamente, unos pesos más a nadie le viene mal, pero no compran nuestra conciencia con $3000ahora y $1500 más para enero, ni nos hacen callar ante las injusticias y las traiciones.

Durante largos tres meses,la Violeta jugó con nosotros: ni firmó, ni quiso seguir las negociaciones con la empresa, que era lo que correspondía.Los violetas tomaron la firme decisión de utilizar nuestro salario como método de extorción y castigar a cada compañero de la fábrica. Jugaron con las necesidades de los compañeros y de sus familias, sin ningún tipo de piedad. Después de “boludearnos” por meses y para fingir ser democráticos, salieron con el petitorio.

Se burló en nuestra cara haciendo pasar el acuerdo en todo gremio menos en FATE y después buscóla forma para que los trabajadores le “pidamos perdón” por pensar distinto, que le roguemos que firme su porquería de aumento y de premio celular.

Pero como si esto fuera poco, en medio de la negociación salarial firmaron suspensiones a espaldas de los trabajadores para intentar generar miedo.

Nuevamente Pedro Waseijko y su violeta le hacen honor a su historia de traiciones y política de beneficios para la patronal.

 

La Negra: un balance necesario

 

Este año nos quedamos “sin el pan y sin la torta”. No conseguimos ni un salario digno, ni el premio celular. La política de hecho de la Negra fue “dejemos pasar el aumento de Waseijkoque nosotros sacamos un aumento con el premio celular”. La realidad mostró que esta estrategia fue un fracaso.

Desde La Marrón creemos que hay distintas formas de enfrentar las políticas patronales y de la violeta y que no todas estas formas obtienen el mismo resultado.Una forma con la que nos sentimos identificados es la que conocemos varios trabajadores de FATE desde el 2007 en asambleas, movilizaciones, paros escalonados y cuando en asamblea corrimos al entregador de Waseijko y todos los dinosaurios pro-patronales atornillados en el sindicato y la seccional. Esos planes de lucha votados en asamblea son los que nos permitieron romper varias veces los techos salariales que quería imponer la patronal, la burocracia y el gobierno, logrando una recuperación en nuestro salario real, una de las consignas centrales era:“nada de aval, todo en asamblea”.

Otra forma es la que viene tomando la Seccional Negra, que consiste en llamar a los trabajadores a estar “en alerta” y seguir “confiando en las negociaciones”, “que ellos saben lo que están haciendo”, manejarse con avales, hacer acciones aisladas, caminar poco la planta, ir a los sectores amigos y no a todos lados, hacer asamblea muy de vez en cuando,no convocar al cuerpo de delegados, ni a reunión de activistas, etc, etc.

La seccional fue creando un desánimo muy grande, individualmente le decía a algunos compañeros que iban hacer paro y movilizaciones, un par de horas antes levantaban todo sin mucha explicación. Estas formas son las que contribuyeron a que la fuerza de lucha de los trabajadores se mantuviera fría.

Compañeros,no hay que confiar más sólo en las negociaciones, mientras unos negocian los demás tenemos que mostrar los dientes, ejercitar los músculos. Hicimos una marcha exitosa al sindicato y al ministerio, para nosotros con mucho retraso, y no se hizo más nada, se dejó que se diluya.

Por último, se dejó a los trabajadores inmovilizados y sin una acción de conjunto que permitiera enfrentar los embates de la burocracia y la patronal cuando se paseaban sector por sector con las planillas agarrando compañeros individualmente y extorsionándolos para que firmen.  Fue un grave error que se terminó pagando caro, ya que ni siquiera conseguimos el aumento en el premio celular por el que reclamamos.

Desde la Marrón hasta último momento y públicamente, debatimos con la lista Negra la necesidad de realizar una nueva asamblea para tomar una decisión de conjunto y no dejar a cada trabajador solo individualmente ante la violeta y la patronal.

 

Lo que se viene

 

El año que viene será un año duro para los trabajadores, gane Macri o Scioli, las empresas y el gobierno intentarán recuperar la ansiada competitividad. Los trabajadores sabemos qué significa eso: mayor productividad, más cubiertas con menos plata. Las consecuencias también las conocemos: los ricos se hacen más ricos como Madanes y los trabajadores solo nos tenemos que conformar con tener un trabajo que nos permite apenas llegar a fin de mes con la espalda rota.

Compañeros, en el acto de la Farmacia Wasiejko no sólo salió a festejar una nueva traición y un nuevo servicio a Madanes, sino que además dijo que hay sacar a los zurdos de la fábrica, que el “troskismo” es el problema en FATE. Anuncióa su manera,que se vienen las elecciones generales en el gremio para elegir secretario general y seccionales. Está claro que Wasiejko quiereretenerlo 4 años más.

Compañeros, somos conscientes de que tenemos muchas diferencias con la Negra, pero también sabemos que la división favorece a Wasiejko y a la patronal.

Es por eso que desde la Lista Marrón hacemos un llamado a la unidad. Necesitamos una seccional que incluya a todos los sectores opositores a la Violeta. Necesitamos una lista unitaria en el gremio para sacara Wasiejko de la central.

Seguimos exigiendo a la seccional que abandone su postura sectaria y empecemos a preparar una presentación unitaria para delegados de sector, para la seccional y la comisión directiva. Para juntos ir preparando el terreno para defender de la mejor manera posible, los intereses de los trabajadores del neumático, que serán atacados indudablemente el año que viene.

Compañeros, hagamos sentir la necesidad de unidad. Compañeros de la Negra, tienen la palabra.

 

Lista Marrón

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb