Por Johan Madriz


Temas: ,

 

Este domingo 25 de octubre se llevará a cabo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Guatemala entre Jimmy Morales del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) y Sandra Torres de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Las encuestas indican una ventaja en la intención de voto para Morales con diferencias entre un 56.28% y 67.9%. Además de variaciones según los sectores: “capital (81.7 contra 18.3 de Torres), interior urbano (79.5 contra 20.5) y rural (54.9 contra 45.1)”[i].En cualquier caso pareciera que Morales se impondrá en la elección.

Este proceso se da en medio de un contexto político diferente en el tanto desde abril Guatemala ha vivido una serie de movilizaciones muy progresivas por el hartazgo hacia los políticos burgueses que hacen sus negocios a costas de la clase trabajadora. Como señalamos en otras notas, desde la Corriente Internacional Socialismo o Barbarie (SoB) creemos que este proceso denota un carácter muy progresivo,pues colocó en escena a estudiantes, campesinos, indígenas y trabajadores cuestionando algunas de las instituciones del régimen burgués del país.

La exigencia de la renuncia del presidente y de todos los implicados en el escándalo de La Línea estaba acompañado de la perspectiva de boicotear las elecciones. La masividad de las movilizaciones obligó a la burguesía chapina a desvincularse del gobierno de Pérez Molina, dejándolo sin puntos de apoyo. Esto propició su renuncia, la cual se dio unos días antes de las elecciones con lo que estas estuvieron en función de la absorción del descontento y de legitimación del sistema político.

Dos caras de la misma moneda

Morales ha basado su campaña presentándose como una cara nueva que no tiene pasado político. Aunque se lo liga con un discurso anticorrupción, sus propuestas sobre el tema pasan por abstracciones como velar porque la administración pública sea transparente. Donde sí tiene medidas concretas es en temas de economía y seguridad. Propone la austeridad mediante la eliminación de plazas, ofrecer mano de obra a otros países y subastar los recursos del estado. En seguridad plantea aumentar la cantidad de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), modernizar los equipos de seguridad y profesionalizar a los agentes policiales[ii].

Por otro lado, Torres se presenta a sí misma como la carade la “socialdemocracia”planteando dar “prioridad al estímulo al trabajo y a la generación de empleo e ingresos, factores clave para un fortalecimiento sustentable de la economía en general”. Además cree en “el impulso de la genuina competencia y la complementariedad constitucional entre el bien común y la propiedad privada”[iii]. Así como suena, una mezcla de discursos que en el fondo es, simplemente, más capitalismo.

A pesar de los matices entre ambos candidatos son dos caras de la misma moneda. Ambos son empresarios y como tales le responden a su clase social. Además, aunque ninguno ha estado en un puesto de elección popular, tienen su pasado político; Morales como candidato de un partido fundado y manejado por militares retirados y Torres como ex esposa del expresidente Álvaro Colom (en el 2011 planteó sus pretensiones de ser presidente pero según las leyes electorales del país los familiares del presidente en turno no se pueden postular, por lo que en un trámite expedito se divorció, aun así el Tribunal Supremo Electoral le negó su participación).

Ambos representan la continuidad del sistema de explotación y opresión del capitalismo guatemalteco. Ninguno podrá realizar ningún cambio en el tema de la corrupción ya que ambos pertenecen a los círculos donde está se genera. Donde sí harán cambios será en desmejorar el nivel de vida de los trabajadores, campesinos e indígenas con las propuestas mencionadas arriba.

Asamblea Constituyente para refundar Guatemala desde los explotados y oprimidos

Por eso desde SoBllamamos a no votar o votar nuloen estas elecciones es las que no se plantea un cambio sino más de lo mismo, dos alternativas patronales. Reiteramos que no se debe depositar ninguna confianza en el Estado burgués guatemalteco ni en los partidos de los empresarios y militares. Creemos que es necesario refundar el país desde los sectores explotados y oprimidos convocando a una Asamblea Constituyente Soberana y Democrática.

Creemos que es necesario retomar las movilizaciones y sus reivindicaciones. Es claro que la burguesía y el imperialismo han tratado de “limpiar” la situación de agitación política legitimando el proceso electoral y a las instituciones que las garantizan. En ese sentido se plantea otra tarea que esla construcción de un instrumento político de la clase trabajadora que le dé continuidad a este proceso.

[i]http://www.guatemalaelecciones.com/noticia-resultados-encuesta-prodatos-segunda-vuelta-2015-guatemala-26.html

[ii]http://www.prensalibre.com/Guatemala/decision-libre-2015/fcn-plan-de-gobierno-jimmy-morales

[iii]http://partidoune.info/plan_gobierno.php

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb