Enero 1919: Pogrom(1) en Buenos Aires

 

Al calor de los acontecimientos de la Semana Trágica (2), durante la presidencia de Hipólito Yrigoyen, hay un hecho que nos puede llegar a sorprender: un pogrom en Buenos Aires, comenzado los primeros días de enero, que se desarrolló durante varias jornadas. ¿En qué consistió este acontecimiento? A una persecución desatada a raíz de la huelga iniciada en los talleres Vasena, donde culpaban, en parte de dicha huelga, a una parte de la colectividad judía en Buenos Aires. La población judía, que estaba compuesta mayoritariamente por pequeños artesanos y comerciantes, se la veía como un punto de referencia de la triunfante Revolución Rusa, ya que eran inmigrantes venidos de Europa del Este, fundamentalmente de Rusia. A sus integrantes, se los identificaba como “rusos”, en términos populares.

“Debo confesar que aunque conocía los trabajos clásicos sobre la Semana Trágica y las distintas versiones de ataques a la comunidad judía porteña, fue en aquel año decisivo para la lucha social, nunca imaginé que la discriminación o el invento policial de un ficticio ‘soviet argentino’ falsamente dirigida por el judío bundista Pedro (Pinie) Wald, había llegado mucho más allá de lo que habían relatado los historiadores que se habían dedicado al tema, incluidos los de izquierda. Aterrados por la situación internacional, ya que en el 17 se había producido la Revolución Rusa, que llevó al poder a los comunistas, dirigidos por Lenin y Trotsky, conmovidos por la prédica anarquista, las maquinaciones golpistas conservadoras contra Irigoyen, que querían derrocarlo aprovechando el caos que reinó durante varios días, grupos radicales –un partido político de tradición indiscutiblemente democrática- apeló aparentemente a un pogrom antisemita como parte de respuesta contra la huelga obrera”. (3)Negritas nuestras

Según las investigaciones realizadas, desde una decisión tomada por el Comité Nacional de la Juventud Radical, surgieron grupos de adherentes armados que empezaron a recorrer los barrios donde se concentraba la población judía (Once-Villa Crespo), provocando disturbios, quema de negocios, templos, violaciones y ataques criminales que dejaron un saldo de 1.356 muertos y 5.000 heridos (según el Archivo de la Embajada Francesa de la época, cifra semejante a las víctimas de la Semana Trágica). Un delegado radical se ufanaba de haber asesinado en un solo día 40 judíos.

A las huestes radicales se sumó la Liga Patriótica, organización paramilitar de derecha, compuesta por oficiales de la Marina, Ejército y civiles. El titular de esta organización, Manuel Carlés, también era de cuna radical, como el abogado de la empresa Vasena, donde se originó la huelga.

¿Cómo responde el gobierno radical?

A raíz de la intervención personal del diputado yrigoyenista Francisco Beiró (nombrado años después ministro del Interior), el gobierno recibió a una comisión de ciudadanos judíos el 19 de enero de 1919, afiliados al Partido Radical, en cuya reunión se comprometió a investigar los hechos acontecidos. No se llegó a ninguna investigación seria, desde ya no hubo un solo responsable inculpado.

La ferocidad del ataque y la saña contra la comunidad judía, fue un preanuncio de la barbarie nazi desatada décadas después. En este caso la taparon bajo la alfombra de la sacrosanta democracia burguesa y dentro de un marco de represión al movimiento obrero que era parte de un ascenso mundial.

El desafío del presente

Pasado casi un siglo, la “cuestión judía”, dentro del sistema capitalista, sea cual haya sido su régimen, dictadura o democracia burguesa, no podrá ser solucionada en los límites de este sistema. Sistema que la victimizó y que posteriormente, el Estado sionista con el apoyo del imperialismo, la transformó de oprimidaen opresora, utilizando todo el poder de su colonialismo contra el pueblo palestino.

Solamente en la lucha por el socialismo revolucionario podemos avanzar en la erradicación de todo tipo de discriminación. Discriminación que surge y se potencia al rojo con la lucha de clases entre opresores y oprimidos.

  • Se denomina pogrom (o pogromo) al “movimiento dirigido por las autoridades zaristas para la exterminación de los judíos”.  (Paginadigital-29/12/03)
  • Ver “Una rebelión obrera en pleno Bs. As.”, por Martiniano Rodríguez, SoBN° 341.
  • “A 80 años de la Semana Trágica, un pogrom en Buenos Aires”, por Pablo R. Fihman, diciembre 23 de 2009.

Silvio

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb