Firestone


Ponemos en conocimiento de los compañeros  lo que pensamos sobre la negociación de nuestro convenio colectivo de trabajo en el marco del  brutal ajuste que el gobierno nacional viene llevando a cabo.

Desde octubre del año pasado el convenio está vencido; en diciembre tuvimos recién una asamblea para presentarnos los puntos que la central le pidió a la patronal y que según ellos lo estuvieron pensando durante meses.

Ese borrador no fue consultado con ningún trabajador,  fue decidido por Pedro y sus amigos entre cuatro paredes. Lo peor de todo es que en el fondo no trae ninguna solución real a los problemas cotidianos que tenemos.

 

¿Por qué afirmamos esto?

 

No podemos ir a discutir sobre una gaseosa como si eso fuera la solución a la ola de calor que sufrimos en los picos de temperatura del verano.

En todo caso se tendría que discutir garantizar la bebida fría todo el tiempo y algún descanso extra en la época de calor. No los 10 minutos miserables como los que hay en vulcanizado, sino un descanso real, pero como eso implicaría afectar la productividad no se discute y nos cagamos de calor.

Todos escuchamos a  Santillán el pasado 16 de diciembre. Se llenó la boca hablando de que se estaba negociando con la empresa un supuesto bono para fin de año, pero ya estamos en marzo y  no

tenemos noticias  del supuesto bono.

También habló de pedir 120 hs por fraccionamiento de vacaciones y como contrapartida la patronal nos adelantó las vacaciones.

Tampoco podemos dejar de mencionar todo el material de relleno que utilizó en esa asamblea, como por ejemplo el día de cumpleaños, la cartelera sindical, otra vez la cláusula de género, las toallas y la comisión mixta.

La patronal no te regala nada, si te tira algo es porque logramos imponérselo con nuestra fuerza y organización y justamente eso es lo que se olvidaron de decir y hacer. Todo lo que le vayamos a reclamar se lo tenemos que reclamar con medidas de lucha si lo queremos conseguir en serio sino “es todo para la tribuna”.

Compañeros si no nos movemos ahora, que están implementando un ajuste , con inflación, devaluación y en muchas fábricas ya empiezan con las suspensiones o adelantando vacaciones del año siguiente como paso acá, los trabajadores estaremos, todavía, más complicados y eso es lo que no dice la central.

Pero más allá de este “pequeño” detalle que se le escapa a la seccional nos preguntamos cuándo se van a discutir cosas que realmente son problemáticas y a solucionar de manera urgente. ¿De las enfermedades laborales que sufrimos día a día, no van a discutir nunca? ¿De cómo los compañeros se rompen la espalda todos los días, tampoco? ¿De que el convenio es un convenio a semejanza de la patronal, tampoco? ¿Que parecería que por encima de todo está la productividad antes que la salud de nosotros,  que tenemos que trabajar a un ritmo totalmente insalubre como son las 3 millas y media? ¿Que no tenemos un descanso obligatorio que solamente y que te lo tomas sino afecta la productividad?. ¿Hasta cuándo vamos a seguir permitiendo esto, o será que se están haciendo los boludos para después hacer el combo?

No hay que  olvidarse compañeros que en el año 2011 la Violeta utilizó la misma estrategia, pero al revés. Dilataron la discusión salarial para que se junte con la discusión del convenio y nos metieron el combo con un plebiscito. Es por eso que desde la Lista Naranja seguiremos insistiendo en desenmascarar  estas maniobras y no vamos a permitir que salgamos más perjudicados.

En momento que se realizó la asamblea, nuestros bolsillos estaban sufriendo la inflación como loco, hoy esa situación se ha agravado con la devaluación que realizó el gobierno. Devaluación que a empresas como Bridgestone la beneficia directamente, mientras nuestro poder adquisitivo se va reduciendo día a día.

Compañeros tenemos que seguir exigiendo que se hagan asambleas reales donde discutamos los trabajadores los puntos que hay que pedir y sacárselo con la lucha. Hay que exigirles que cumplan con lo que dijeron en la última asamblea, que si no había novedades se iban a endurecer. Esa es la única manera de arrancarle cosas a la patronal. Y más ahora teniendo en cuenta las medidas que viene llevando Cristina, que solo benefician a las patronales, plata hay pero para conseguirla tenemos que arrancárselo a la patronal y para ello debemos ponernos de pie y hacer asambleas que dejen de apañar la política del gobierno y la patronal y enfrenten el ajuste que vienen llevando.

Lista Naranja

Facebook : Lista naranja Firestone

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb