París.- Desde hace meses los obreros cesantes de varias empresas privatizadas (DITA ,Kojuh , Resod-Gumig, Polihem y Poliochem) estaban movilizados.El 5 de febrero, en Tuzla -la tercera ciudad más grande de Bosnia-Herzegovina- salieron a las calles para protestar por el derecho a la salud y los salarios pendientes de los últimos cincuenta meses, por la confiscación de las fortunas obtenidas ilegalmente y por la formación de gobiernos no étnicos o tecnocráticos.[1]

 

Las protestas son organizadas por el sindicato local, la Asociación de los Desempleados (hay 40% de desempleo y 60% entre los jóvenes en Bosnia). Estaban de pie delante del juzgado central cuando decidieron dirigirse al edificio del gobierno. Cuando fueron repelidos violentamente por la policía, los manifestantes lanzaron huevos y piedras contra el edificio, mientras que la policía antidisturbios, para proteger la entrada del edificio, respondió con gases lacrimógenos y balas de goma.

 

La ciudad de Tuzla fue completamente bloqueada y al final del día fueron detenidas 27 personas y otras 23 heridas. Pero los trabajadores no se dieron por vencidos. Siguieron otros dos días de protestas.

 

Seis días después, hubo grandes manifestaciones de solidaridad en toda Bosnia-Herzegovina, en las dos partes semi-autónomas que conforman el país desde el fin de la guerra en 1995: la República Srpska , la parte habitada en su mayoría por serbios, y de la Federación Croata de Bosnia-Herzegovina. En Banja Luka, la capital de la parte serbia hubo manifestación pacíficas, mientras las protestas en Zenica , Mostar y Sarajevo se convirtieron en una guerrilla urbana.

 

Después de que el edificio del gobierno fue incendiado en Tuzla, el gobernador Sead Causevic presentó su dimisión. En el tercer día de las manifestaciones, el edificio del gobierno de Zenica – otra ciudad industrial – fue incendiado y el gobernador también renunció.

 

El mismo día en la ciudad multiétnica de Mostar, el ayuntamiento fue incendiado junto con las sedes de los dos principales partidos nacionalistas – la HDZ croata y el bosnio SDA–.

 

En Sarajevo , el blanco de la ira lo constituyeron el Palacio Presidencial que alberga los archivos nacionales, la alcaldía y el edificio administrativo del gobierno, que son símbolos de la clase política corrupta e incompetente que saquea el país desde el final de la última guerra.[2]

 

Lo importante es que la protesta barrió con las fronteras étnicas o cantonales, reforzadas con la guerra entre bosnios, serbios y croatas. La expresión de esto fue la unión de las tres banderas que encabezaba las manifestaciones.

 

Esto es nuevo para un estados cuyos políticos, después de 19 años de la guerra, siguen utilizando la división entre nacionalidades para dominar y mantener a todos los trabajadores de cualquier etnia en la explotación, la miseria y el desempleo . El pueblo de Bosnia-Herzegovina ya no aceptan eso. Ahora gritan: “¿Problema tuyo, mío, nuestro? ¡Ahora estamos todos juntos en esto!” O como dicen las manifestaciones en Francia: “tousensemble!”[3]

 

En todo el país se realizan asambleas populares, llamadas “plenum ” . En Tuzla la asamblea ha nombrado los miembros del gobierno local.[4] Han elaborado un programa de reivindicaciones. Los partidos dominantesestán muy asustados porque no hay figuras con quien negociar.[5]

 

Lo que más aterroriza los gobiernos imperialistas, que el ejemplo se contagie en Europa. Según Reuters,“simplemente ignorar la inestabilidad es muy peligroso. En un mundo cada vez más interconectado, el conflicto y el caos reverberan rápidamente a través de las fronteras y las economías”.[6]

 

Tienen miedo de lo que puede pasar en Europa.Ya algunos, como el político británico Paddy Ashdown exigen rápida intervención de la “comunidad internacional”. Ellos saben lo peligroso que sería si los trabajadores europeos siguieran el ejemplo, y llamaran a “plenums” en todos lados.

 

Además, en cierta forma, lo de Bosnia-Herzegovina da el ejemplo opuesto a los que está pasando en Ucrania, donde hay el riesgo de la división del país y hasta de una guerra fratricida. Bosnia muestra cómo la movilización obrera y popular independiente superó las divisiones étnicas… y en un país donde eso costó tanta sangre.

 

 

[1]http://www.theguardian.com/world/2014/feb/13/international-community-rally-behind-bosnia-protesters

 

[2]https://linksunten.indymedia.org/node/105728

 

[3]http://www.rosalux.de/news/40216/wenn-sich-der-unmut-vereint.html

 

[4]http://www.theguardian.com/commentisfree/2014/feb/17/bosnia-terrifying-picture-of-europe-future

 

[5]http://mondeacinter.blog.lemonde.fr/2014/02/17/la-bosnie-sessaye-a-la-democratie-directe/

 

[6]http://uk.reuters.com/article/2014/02/15/uk-bosnia-protests-intervention-analysis-idUKBREA1E0SL20140215

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb