Temas: ,

 

El martes 18 de agosto fue la última vez que se vio a Rut Ávila salir de su casa y nunca más se supo de su paradero. Rut vive en la ciudad de La Plata, es una joven de nacionalidad boliviana, y estudiante de la Facultad de Ingeniería. Ese día salía en dirección a la facultad, pero nunca llegó. Según declaraciones de la familia, Rut estaba buscando trabajo y por el celular se supo que iba a tener una entrevista de trabajo en un lugar del centro de la ciudad.

A una semana de su desaparición, no hay ninguna pista de donde se pueda encontrar. Tanto la fiscalía como la policía aseguran estar buscándola, pero aún no están los informes sobre su tarjeta SUBE, ni la tarjeta PRO.GRE.SAR que portaba. Una muestra de la típica negligencia del Estado frente a estos casos, cuando frente la posibilidad de que estemos ante un caso de trata, lo que hace falta es actuar con urgencia.

Desde Las Rojas nos hicimos presentes en la concentración que se realizó en fiscalía el día lunes 24 y a la movilización convocada desde las organizaciones estudiantiles el día martes 25. Nuestro planteo fue claro: la realidad es que cientos de mujeres que están “perdidas”, son desaparecidas por las redes de trata. Y no casualmente la policía, la justicia y el gobierno no empiezan por ahí. Nosotras no depositamos ninguna confianza en la investigación que están llevando adelante, por eso nos jugamos con todo a la movilización y a seguir organizando distintas medidas de luchas. Rut es una chica que estaba estudiando, y como muchos compañeros y compañeras, estaba buscando trabajo para poder solventar sus estudios, porque la universidad no les da ninguna herramienta a los estudiantes para que puedan cursar sin tener que trabajar. Las redes de trata operan en estas situaciones, engañando a las mujeres con ofertas de trabajos “truchas”, y después resultan secuestradas por las redes. Lamentablemente en la ciudad de La Plata tenemos el caso de Sandra Ayala Gamboa, que en busca de trabajo, fue vendida por su pareja a una persona que la terminó violando y asesinando en un edificio público. Y al igual que en el caso de Rut, la policía no tomó la denuncia inmediatamente sino que decía “que se fue y que ya va a volver”. Y esto no es casual, ya que la policía como muchos funcionarios son parte de las redes de trata y en todos estos años de gobierno kirchnerista, no se impulsó ninguna medida efectiva que esté encaminada a desmantelar las redes de trata. El resultado ha sido el opuesto y se puede constatar en el hecho de que actualmente estén libres todos los proxenetas de Marita Verón

Por todo esto la movilización es fundamental. Desde el Ya Basta!, nuestra agrupación estudiantil de la Facultad de Ingeniería de La Plata, y Las Rojas impulsamos con todo la marcha del día martes y organizamos a más de 60 estudiantes para exigirle al decano que levante las cursadas, pero no fue capaz siquiera de tener esa mínima predisposición para que todos puedan ir a la marcha. Más de 100 estudiantes se movilizaron y ahora está planteada una asamblea para resolver los pasos a seguir.

¡Scioli es tu responsabilidad encontrar con vida a Rut!

¡Desmantelamiento Ya de las redes de Trata!

Laura

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb