El aumento del boleto a$5,30 es un robo



El pasado martes 4 se realizó la marcha contra el boletazo que el gobierno radical de Mestre, junto con De la Sota y Cristina, quiere aplicar sobre el transporte público. Dicha movilización terminó con un saldo de varios compañeros detenidos (un total de 14); minutos después que se supo que el boleto se aprobaba tras diversas maniobras del radicalismo.

Este golpe directo a los bolsillos de los trabajadores se da en el marco de un ajuste furioso que el gobierno nacional comienza a profundizar a lo largo del país. Por eso, diversos sectores empiezan a manifestarse.

En esta movilización quedaron en claro dos cosas. La primera, que los gobiernos de turno están dispuestos a aplicar el ajuste, manteniendo la farsa del parlamentarismo, pero reafirmando el carácter explotador del mismo. Es por eso que desde el delasotismo y el gobierno nacional la crítica no fue al boletazo, sino a la “falta de debate”. Queda claro entonces de qué lado están. Algo que cabe también para las diversas burocracias sindicales, que nada hicieron para coordinar una acción común para frenarlo y que permita a los trabajadores salir a enfrentarlo.

Lo segundo que queda claro es que el gobierno nacional, junto con la policía de De la Sota, se juega a hacer pasar el ajuste de la forma que sea posible. Por eso, inmediatamente después del boletazo se desata la represión. Esto deja planteada una dura tarea por redoblar la apuesta a la movilización de los más amplios sectores, llenar las calles y dejar bien en claro que los trabajadores, estudiantes y sectores populares no vamos a dejar pasar este ajuste a nuestras condiciones de vida. Tarea que implica trabajar desde cada lugar de trabajo, desde cada lugar de estudio y desde todas las iniciativas posibles, para lograr poner en pie una gran movilización que pare el boletazo. Solo así lo podemos frenar y no con artilugios legales como nos quieren hacer creer ahora.

Por el momento el aumento está suspendido por 15 días. Sin depositar ninguna confianza en el parlamento ni en el gobierno, es el momento para organizar a la mayor cantidad de compañeros y compañeras para llenar las calles y derrotar el ajuste que pretenden hacernos pagar a los trabajadores, estudiantes y sectores populares. Debemos seguir los pasos de las enormes marchas contra Monsanto que supimos poner en pie durante todo el año pasado, así como las luchas que se empiezan a dar en sectores de trabajadores como estatales.

Precisamente, a esto último es a lo que apostamos, a que sean los trabajadores los que tomen en sus manos la pelea para enfrentar el ajuste. Sabemos que existen un montón de trabas, en especial la podrida burocracia que intenta controlar la bronca que se siente en cada lugar de trabajo. Por eso no podemos perder un solo minuto. Desde el Nuevo MAS llamamos en primer lugar al FIT y a todas las organizaciones de trabajadores, estudiantiles y sociales a poner en pie una alternativa desde abajo para derrotar el ajuste.

No al boletazo

Organicemos una gran marcha contra el aumento

¡ABAJO EL AJUSTE DE KRISTINA, DE LA SOTA Y MESTRE!

Boris Pavel

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb