Mientras la salud pública se derrumba, el gobierno de Tsipras paga 450 millones de dólares al FMI


Temas: ,

 

 

La prensa mundial ha informado con bombos y platillos que el gobierno de Tsipras ha pagado un vencimiento de 450 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional. Se alaba el “esfuerzo” de rascar hasta la última moneda, a fin de cumplir con los usureros, como corresponde!

 

Pero es bueno saber a costa de qué el gobierno de “izquierda” sigue cumpliendo con los usureros… como lo hacían los gobiernos de derecha, repudiados por el pueblo griego.

 

La catástrofe del sector de la salud es un botón de muestra… Pero también es un sector en el que los trabajadores comienzan a debatir una salida de lucha. Esta tiene como eje la exigencia de suspender el pago de la deuda. Un artículo –“La austeridad, la destrucción del sistema de salud y la urgencia de una moratoria de la deuda.”[1], que transcribimos parcialmente– describe así la situación:

 

“El 4 de abril de 2015 se celebraba en Atenas una reunión de Red Network. Uno de los tres talleres reunía a unas 100 personas del sector de la salud: médicos, enfermeras y enfermeros, personal de ambulancias, responsables de farmacias de hospital, limpiadoras, miembros de los comités locales que impidieron el cierre de una estructura de cuidados primarios… […] Un hilo rojo marcaba todas las intervenciones: no hay que seguir esperando los resultados de las negociaciones permanentes y mediatizadas del gobierno, que hunden a la población en una actitud pasiva. Hay que construir iniciativas que aseguren la unión entre los trabajadores de la salud, la población, la estructura sindical influenciada por Syriza (META) y los miembros y simpatizantes de Syriza.
“Dado el descalabro masivo y continuo del sistema de salud, hay que desarrollar una consigna: rechazo inmediato a pagar los intereses de la deuda y los reembolsos que son presentados como algo ineludible, y consagrar esos fondos inmediatamente a la salud.

 

“[…] En las intervenciones en el seminario quedó evidente que la gran mayoría de los responsables del sistema de salud y de los hospitales no han sido cambiados. El aparato burocrático y clientelar implantado por Nueva Democracia y del PASOK sigue en pie. Los ministros pueden seguir haciendo declaraciones… pero el cambio depende de un verdadero plan y de una movilización social. En los hospitales no se ha establecido ningún sistema de control efectivo nuevo.

 

“Evidentemente, el gobierno no impulsa ninguna movilización. La aceptación de las llamadas «exigencias» europeas constituye el corsé que mantiene unidas a las diferentes personalidades del actual gobierno, en el que cada una juega su carta… Todo ello contribuye a crear ilusiones sobre los posibles efectos de estas contradicciones internas. Las mismas ilusiones que se conocieron en ocasión del primer gobierno llamado ‘en disputa’ de Lula en 2003…

 

“La mayoría formal de la dirección de Syriza puede hacer declaraciones, pero no toma ninguna iniciativa que vincule las cuestiones cruciales del sistema de salud y el pago de la deuda. Sin embargo, la urgencia social comienza a ser utilizada, aunque de momento sea de forma propagandista, por una derecha que señala que el gobierno no sólo no mantiene sus promesas, sino que deja que la situación empeore.

 

“[…] Es verdad que los debates sobre la deuda ilegítima y sus orígenes son importantes. Pero esta cuestión se plantea con una temporalidad humana diferente: hoy, decenas de miles de hombres y de mujeres en Grecia (en particular la gente emigrante), se mueren de hambre, están enfermos, y no son atendidos. La respuesta no puede ser la del gobierno, que consagra 300 millones de euros a medidas llamadas humanitarias (restablecer la electricidad, distribuir bonos de alimentación), como lo hacen las redes de seguridad del Banco Mundial, en el preciso momento en que acaba de aprobar un gasto de 500 millones de euros para renovar la flota aérea antisubmarinos, bajo el impulso de su ministro de Defensa.[…]”

 

Nota:

 

1.- Charles-André Udry, “Grèce. L’austérité, la destruction du système de santé et l’urgence d’un moratoire sur la dette”, A l´encontre, 9 avril, 2015, traducción de Viento Sur.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb