Las grandes industrias de la provincia, las automotrices que estuvieron paralizadas por el alcance del paro del transporte, las de la alimentación que tienen una fuerte presencia  en toda  la provincia, junto a los importantes gremios de luz y fuerza, bancario, uta, aoita que reúne a los choferes interurbanos de la provincia, SUOEM de los empleados municipales de la capital, etc. demostraron con la paralización total de las fábricas, empresas y de la ciudad, el alcance de este verdadero parazo.

En los trabajadores que sus sindicatos no paraban se escuchaba los días previos la necesidad de hacerlo por la justicia de los reclamos, y entre los docentes en particular el repudio a los dirigentes de la UEPC , y a viva vos decían que se adherían al paro porque era justo y es por este sentimiento que no hubo clases en las escuelas, más allá de la presión de las direcciones.

El paro  fue masivo y puso en escena cuál es el verdadero sector social  (los trabajadores), que  cuando se pone en movimiento ponen en jaque al gobierno y a la oposición. La burocracia  llevó esta medida y  la hizo de tal manera que no desestabilice al gobierno, lo hizo pasivo y no exige aumento de Salario Ya  para el conjunto de los trabajadores.

Es por estos motivos, de la necesidad de hacerlo activo y que abarque las necesidades del conjunto de los trabajadores, es que el Nuevo MAS de Córdoba, como así también la agrupación Carlos Fuentealba, estuvo presente y participamos con una numerosa columna en el piquete del Puente Centenario  junto a otras organizaciones, teniendo un fuerte protagonismo desde horas muy tempranas, con una juventud y jóvenes trabajadoras y trabajadores  que se vienen fogueando en las luchas para construir una alternativa de izquierda, una alternativa socialista.

Eduardo Mulhall

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb