Desde el 16 de diciembre, día en que la Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo dictaminó que los despidos eran “ilegales” y que los trabajadores debían ser reinstalados, la empresa no cesa de hacer maniobras para evitar reinstalar a los compañeros en sus puestos de trabajo. Ya en diciembre pasado decíamos a propósito de la cautelar: “Evidentemente, se trata de una novedad positiva en esta larga lucha, pero que debe ser sometida a una correcta interpretación. Es que ocurrido este hecho, el PTS se lanzó a anunciar un “gran triunfo” dónde este todavía no está.
Desde ya que sería importantísimo que los compañeros fueran reinstalados en sus puestos de trabajo. La cautelar es un paso adelante en ese sentido, pero no todavía el triunfo que anuncia el PTS: para eso los despedidos que se han mantenido en el acampe deben primero entrar en la planta y volver a su puesto de trabajo.”(SoB #317)

Tal como advertimos eran de esperar maniobras y dilaciones. Así la empresa ha recurrido al adelantamiento de vacaciones, cuando debía hacerse efectivo el fallo; acto seguido, con la complicidad del Ministerio de Trabajo y la Verde del SMATA, presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) que usarían de cobertura para violar el fallo de Cámara. El día lunes 19, fecha en que los compañeros deberían haber ingresado postvacaciones, se encuentran con una carta documento de la empresa, suspendiéndolos en vistas de el PPT presentado. Fallo contra fallo, el día jueves 22 un juzgado de primera instancia falla a favor de los trabajadores ordenando a la empresa a reinstalarlos. Al día siguiente la empresa maniobra y los manda a realizar los exámenes médicos. En el trascurso de ese mismo viernes 23, otro juez de primera instancia falla a favor de Lear, aduciendo que esta ya ha cumplido con la cautelar dictada por la Cámara X en diciembre y que la misma agotada, en vistas del PPC presentado por la empresa. En fin, una sarta de maniobras, zancadillas y ardides de la empresa para evitar bajo todo punto de vista la reinstalación de los compañeros, a la vez que se juega cada vez más a los “arreglos” individuales.

Desde el Nuevo MAS seguiremos acompañando a los trabajadores en las medidas que tomen, como le hemos hecho en todo este tiempo, a pesar de las diferencias con el PTS por la orientación que le dio al conflicto.

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb