Campaña por la liberación de Susana, Claudia y María

 

 

Como parte de nuestra militancia diaria por el derecho al aborto y en el marco de la campaña que impulsamos por la libertad de Susana, presa en Jujuy por realizase un aborto, sus amigas Claudia  María, encarceladas por ayudarla,es que llevamos a cabo durante las dos últimas semanas proyecciones del documental “Las libres, la historia después de…” en las facultades de Psicología y Filosofía y Letras de la UBA y en la Facultad de Bellas Artes de la UNLP.

Las proyecciones convocaron a unagran concurrencia de mujeres y luchadoras:más de 300 personas sumaron las tres exhibiciones, sobre todo estudiantes y activistas,que recibieron el film con interés y entusiasmo, y respondieron con un apoyo activo a la campaña que estamos realizando desde Las Rojas.El éxito de dichas actividades da cuenta de la creciente sensibilidad que provocan las problemáticas de géneroen la juventud y del interés por organizarse para luchar en pos de arrancarle al Gobierno de Cristina Kirchner la legalización del aborto y avanzar en la conquista de todos los derechos para las mujeres.

La lucha por la legalización del aborto en primer plano

Producto de la lucha del movimiento de mujeres, desde hace siete años que la interrupción voluntaria del embarazo es legal en el Distrito Federal de México, pero en Guanajuato, a solo cuatro horas de la Capital de éste país, el encarcelamiento de mujeres por realizase abortos es una realidad cotidiana.

Los casos expuestos a lo largo del film dan cuenta de un marco de situación que se repite en todos los países donde el aborto es ilegal. Las mujeres que llegan a los hospitales con las secuelas de unaintervención clandestina son maltratadas y humilladaspor el personal de la salud pública y denunciadas a la justicia patriarcal y machista por médicos oscurantistas.

Son especialmente gráficas las historias que el documental cuenta, ya que se trata de mujeres provenientes de poblaciones rurales, con escasos recursos económicos y sin acceso a la salud básica, cuyos testimonios fuerontergiversadospor los funcionarios de la justicia en una cadena de colaboraciones para castigarlas por solo hecho de ser mujeres y pobres.

Hay testimonio que hiela la sangre como el caso de la última liberada,una mujer indígena que no hablaba castellano al momento de su detención y que, como otras tantas, fue engañada para firmar una declaración trucha. A la hora de meterla presa, para el gobierno de Guanajuato, no fue suficiente que la condenara su propia comunidad linchándola públicamente por haber cometido el “pecado” dehaber tenido relaciones sexuales con otro hombre que no fuera su marido.

Las opiniones de activistas feministas y abogados especialistas en Derechos Humanos acompañan las historias poniendo sobre el tapete la discusión sobre la inexistencia en la región de políticas que tenga en cuenta los derechos de las mujeres. En el camino de arrancarles esos derechos a los gobiernos es que aparecen las organizaciones de mujeres como Las Libres en México que lucharon incansablemente hasta lograr la libertad de las mujeres presas por abortar en Guanajuato.

En éste sentido, el film establece lazos con la situación de las organizaciones que forman parte del movimiento de mujeres en Argentina y con el papel que tiene la política de Las Rojas en el mismo, nada menos que organizar a las mujeres para seamos cada vez más las que nos movilicemos en las calles para exigirle al gobierno: la legalización del aborto, el desmantelamiento de las redes de trata, la cárcel para los violentos etc.

Sigamos impulsando la campaña por la liberación de las compañeras 

La campaña por la libertad de Susana, Claudia y María comenzó ni bien nos enteramos del caso. Inmediatamente convocamos al resto de las organizaciones a realizar un escrache en la puerta de la Casa de la Provincia de Jujuy donde incluso nos recibió una funcionaria a la cual le exijamos la inmediata excarcelación de las compañeras. Las Rojas nos hicimos presentes en Jujuy para trasmitirle nuestra solidaridad y apoyo, apenas volvimos de entrevistarnos con ellas en la comisaria donde están siendo injustamente detenidas continuamos con el firme compromiso de seguir organizándonos y de no parar de luchar hasta que las liberen. Es por esto que ampliamos con acciones diarias nuestra campaña para que llegue a todos lados y para exigirle al gobiernode la Provincia de Jujuy la libertad de las compañeras. Como parte de esta es que estamos impulsando un petitorio en el que esperamos juntar miles de firmas en adhesión y que llevaremos a la Casa de Jujuy el día 29 de septiembre cuando nos movilicemos una vez más como parte de las actividades por elDía latinoamericano y del caribe por el derecho al aborto.

Una vez, más queremos ser miles las que nos convoquemos en esa fecha por lo que llamamos a todas las que quieran sumarse a construir un movimiento de mujeres independiente del Gobierno y de la oposición patronal a participar con nosotras de las actividades para seguir luchando por el aborto legal, seguro y gratuito, el derecho fundamental de que las mujeres podamos decidir sobre nuestro propio cuerpo sin que la iglesia, la justicia o losgobiernos intervenga.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb