Este jueves se realizó un nuevo paro general, el mismo ha sido masivo y más allá de los gremios que lo convocaron, una cantidad de fábricas pertenecientes a gremios ‘oficialistas’ se plegaron al paro. Este fue el caso de FATE, la empresa más importante del gremio del neumático (CTA Yasky donde la seccional San Fernando del SUTNA está dirigida por la izquierda), que decidió en asambleas por turno una paralización de tareas rechazando el llamado de la dirección del gremio de carnerear la medida.

Pese a que el gobierno ‘compró’ a la UTA para carnerear el paro, los miles de trabajadores no fueron a trabajar expresando la bronca que hay con el gobierno de Cristina y sus medidas de ajuste económico, que no solo está afectando el nivel de vida de los trabajadores, sino que ya está afectando el propio trabajo con la ola de suspensiones y despidos que se ha desatado desde hace unos meses.

La contundencia del paro dejó planteada la necesidad de darle continuidad a la lucha con un nuevo paro de 36 hs con marcha a la Plaza de Mayo. Está medida deberemos arrancársela a la burocracia sindical puesto que esta va a tratar nuevamente de ‘administrar’ los tiempos, con el argumento de que ‘hay que esperar que responde el gobierno’. Esto ya lo escucharon los trabajadores: después del paro del 10A  ‘esperaron’ casi 5 meses las respuestas, mientras tanto dejaron que el gobierno y las patronales ajusten y despidan dejando solos a los conflictos como GESTAMP, LEAR y EMFER.

Para derrotar el ajuste se necesita redoblar la lucha.

 

Desde el Nuevo MAS planteamos, a diferencia de los dirigentes tradicionales, que hay que redoblar la lucha para frenar el plan de ajuste del gobierno. Por eso nos diferenciamos de esa dirigencia e impulsando el paro ‘activo’ cortando la Panamericana, el Puente Pueyrredón, el Acceso Oeste y la autopista La Plata con la exigencia a los dirigentes de un plan de lucha.

En este nuevo escenario, donde se ha expresado la lucha de los trabajadores y con la perspectiva de que el gobierno, aunque debilitado por el paro, siga profundizando el plan de ajuste en colaboración con los empresarios y la burocracia sindical, y donde la izquierda gana cada vez más  posiciones entre los trabajadores, es una obligación poner en pié una alternativa independiente de Moyano, Barrionuevo y Michelli, para no depender de los ‘humores’ de los dirigentes.

Para el Nuevo MAS es necesario concretar un Encuentro unitario donde confluyan los sectores sindicales clasistas y luchadores,  como el Encuentro Sindical Combativo de Atlanta, la Coordinadora Sindical Clasista y otros sectores, para profundizar y desarrollar la pelea contra el ajuste impulsando un nuevo paro de 36 hs con movilización a la Plaza de Mayo para que no haya más despidos ni suspensiones y por la reapertura inmediata de las paritarias y un aumento salarial de emergencia para todos los trabajadores.

En estas paginas reproducimos parte de las acciones que realizó la militancia obrera y juvenil del Nuevo MAS de todo el país, la que se jugó y estuvo presente en la primera fila de la lucha, garantizando el paro en los lugares de trabajo y siendo parte importante de los piquetes que se realizaron durante la jornada.


Héctor “Chino” Heberling

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb