El ajuste del gobierno nacional también se hace sentir en nuestra facultad. Los problemas de presupuesto son el drama de Filo y toda la UBA, lo que se expresó por el lado de los docentes en la gran lucha por salario que recorrió todo el primer cuatrimestre con varios días de paro, y por el lado de los estudiantes con los problemas en las condiciones de cursada, como la falta de becas, de aulas, de gas, y de edificios en condiciones.

En nuestra facultad, la gestión de Morgade aplica la política vaciadora de la educación pública del gobierno K. La inflación que se vive en el país encarece también el precio de los apuntes, lo que hace muy difícil acceder a la cursada a los que vivimos de nuestros sueldos o no tenemos trabajo. Años atrás existía una beca de apuntes que beneficiaba a cientos de estudiantes, pero fue recortada por la gestión K. Hoy Morgade se desentiende del problema y pone toda clase de trabas para no otorgar becas a los que las necesitan.

Los estudiantes debemos movilizarnos para exigirle a la gestión y al gobierno nacional que subsidien los costos de las fotocopias del CEFyL, y que otorguen

becas a todo el que las necesite.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb