Temas:

 

Hay que poner en pie un polo de organización para enfrentar el ajuste K

 

¡Que se vote, qué se vote! Así inauguraba la ‘Verde de Germán’ (sector K de la Verde de ATE) la guerra de cantitos que copó el último plenario de ATE Capital que realizó junto a la CTA Capital. “CTA de los trabajadores, ni de los gobiernos ni de los patrones” les respondían entusiasmados los michelista de la Verde. Para una lubarante recién iniciada en el tema podría sonarle lindo, un sindicato que exige un desarrollo democrático a base de votaciones, que no responda a ningún gobierno de turno y mucho menos a las patronales…

Y cuando viera los más de 200 compañeros, (muchos de ellos trabajadores de cooperativas que se acercaron al plenario junto a los Verdes K), más alentaría la idea de un sindicato democrático que llama a la participación de sus bases.

Y cuando desde la mesa se anunciara una “jornada de lucha” la semana siguiente, seguramente se sentiría muy contenida. Pero las preguntas seguro empezarían a aparecer, ¿marchamos o cortamos?, ¿dónde? ¿Más de 30 puntos de reivindicaciones? ¿Qué quieren votar los K? ¿Por qué los compañeros de las cooperativas no piden la palabra? Mmm…

Claro, es que en realidad la única pelea que se estaba agitando, era por el aparato. Los gritos empezaron ni bien la mesa anunció una jornada de lucha, sin ningún marco de paro para que participemos los y las laburantes, y con el fantasma de ser una acción en alianza con Moyano. Rápidamente los K pidieron la palabra para exigir que se vote que el plenario se tenía que realizar en ATE Capital.

Por más de una hora quienes fuimos a discutir y poner en pie un plan de lucha para enfrentar el ajuste del Gobierno que se está comiendo nuestros sueldos, escuchamos una guerra de cantitos y acusaciones cruzadas, y casi todas fundadas, y algunas piñas.

Mientras los K acusaban al michelismo de haberle hecho fraude en las elecciones de la junta Interna de Migraciones, no podían responder ante el cuestionamiento de las y los compañeros de la Negra y Roja de Educación, que sufrieron la misma suerte pero por parte de los K. Y aunque ostentaban la gran cantidad de compañeros que habían ido con ellos, nunca convocaron ni un solo plenario de afiliados y afiliadas de ATE Ciudad (sector que dirigen). ¡Denunciaron que en ATE hay trabajadores tercerizados, un escándalo! Pero silencio de ultratumba por todos los y las tercerizadas y contratadas de los ministerios nacionales.

Los michelistas, por su parte, se hacían una fiesta denunciando que son la agrupación de ATE que apoya al gobierno que ese mismo día había reprimido con palos y balas a los trabajadores despedidos de EMFER y Lear. Pero ni un llamado a un paro nacional para enfrentar los despidos y suspensiones que nos vienen imponiendo a los trabajadores. Sólo una jornada convocada para el 16, que no es ninguna medida de lucha real para ganar nada. Ni hablar de la continuidad de aquel paro del 10 de abril en que los y las trabajadoras salimos a cortar las calles y los puentes en reclamo de nuestro salario.

Después del gran anuncio de Yasky en el Clarín del pasado Domingo, que van a reafirmar la conducción de “su” CTA y que también van por la conducción de ATE, lo que hay detrás de esta pelea es quién se queda con la caja de ATE, que es el sindicato que sostiene lo poco que queda de la CTA.

En momentos en que el Gobierno está negociando cómo pagar la deuda a los Fondos Buitres, el Club de París y el CIADI, las empresas suspenden y despiden, aumentan las tarifas de los servicios y los sueldos están estancadísimos, la Verde K se preocupa en cómo sostener su alianza con el Gobierno Nacional, y la Verde michelista no puede poner en pie una pelea seria y consecuente en defensa de los y las trabajadoras. En este contexto es fundamental poner en pie un polo de organización de todos los y las luchadoras que queremos enfrentar el ajuste K. Por eso desde la Agrupación Estatales Clasistas planteamos la necesidad de la convocatoria urgente a un Encuentro Sindical unitario entre Atlanta y el Plenario del Sutna para enfrentar el ajuste y empujar a la CGT y la CTA que dejen de mirar para otro lado y convoquen a un nuevo paro nacional de 36hs.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb