Temas: ,

 

Suspensiones sin criterio o mejor dicho con el criterio de la empresa: gente con enfermedades profesionales, hernias, esguinces, etc. Y por parte del gremio: gente con inquietudes o que reclamaron algo con convicción, por ejemplo el pago de 100hs. por la pérdida del salario.

La empresa y el gremio realizaron una lista negra como en la peor dictadura y suspendieron un mes, luego quisieron seguir un mes más.

No se tuvieron en cuenta la Constitución Nacional y la Ley de Contrato de Trabajo de la Argentina (donde dice que se debe tener en cuenta antigüedad o carga social de familia para efectuar dichas suspensiones) con el Ministerio de Trabajo de cómplice.

El gremio quien debía protegernos, fue quien nos suspendió y luego despidió. Hasta se puso causa y ni si quiera se nos pagó la indemnización. Tremendo Abuso de Poder e Injusticia!!!

Un mes acampando en la puerta en forma pacífica acorralados y con un legajo que se nos ensució para agravar nuestra situación y no podamos conseguir un empleo.

Para un Padre de familia no poder mantener ni dar de comer a sus hijos es una situación extrema y de desesperación. Y extrema fue la acción espontánea de entrar y recuperar nuestros empleos algunos luchamos adentro otros afuera arriesgando nuestras vidas

Jamás se puso en riesgo ni la integridad física ni el trabajo de los compañeros como dicen. Todo lo contrario ya que si no van a continuar con esta metodología te lesionas. o reclamas algo…te despiden.

Se lo hizo Para que el ministerio vea el problema. El objetivo se “logró,” el ministro vino, vió el problema, nos miró a los ojos, nos dio la razón y DICTÓ LA CONCILIACIÓN OBLIGATORIA. Confiamos y acatamos la dicha conciliación. La empresa no la acató el lunes, ni martes y el miércoles la conciliación que firmó el Ministro delante de un juez y un fiscal, tras la presión del gremio SMATA y gobierno, la rompió realizando un abuso e injusticia aún mayor contra los trabajadores.

Es tremendo y cobarde el miedo y terror que les metieron a ustedes compañeros que todavía están trabajando, que saben que si nos apoyan y hasta saludan pueden perder sus puestos de trabajo y no podrían mantener sus familias. La patota, RRHH y la policía sembraron el terror.

Yo me preguntó ¿se puede vivir y trabajar así? ¿Dónde queda la Dignidad de una persona?

Quiero decirle a mi compañero y amigo SL con quien trabajé 5 años y quien conoció mi familia y yo la suya y que declaró que lo defraudamos, que entiendo su miedo aunque no lo justifico, que me hubiera gustado y alcanzado, si tan solo me enviaba un mensaje preguntando por mí y mi familia.

Sé que a ustedes adentro les gustaría vernos juntos, tomando un mate, porque tanto ustedes como yo sabemos que somos solo trabajadores y padres de familia que queremos trabajar y estar lo mejor posible y no en las actuales condiciones que ellos han generado

La lucha es despareja y sabemos del miedo que tienen y los entendemos. Solo queremos decirles que no bajen los brazos y piensen qué Argentina quieren para sus hijos.

 

 TRABAJADORES DESPEDIDOS DE GESTAMP

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb