por Marian Busch

El pasado domingo 20 de mayo, el Ministerio de Educación de la Nación publicó  la Resolución 1254/2018  que modifica las incumbencias y recorta las reservas  de 37 carreras universitarias de grado. Este ataque representa literalmente una devaluación de los títulos de la Universidad Pública, en la cual las carreras de grado deben ser gratuitas por ley, gracias a las conquistas históricas del movimiento estudiantil argentino. Para entender mejor cómo funciona el recorte de reservas, tomemos por ejemplo, un Licenciado en Psicología. Antes tenía 16 dedicaciones específicas, esto es 16 salidas laborales, 16 tareas en la sociedad que estaban reservadas a su título. A partir de hoy, tiene tan sólo 5. La pregunta que aquí todos nos hacemos es: ¿Quién puede ahora realizar las 11 tareas que ya no son exclusivas al licenciado de nuestro ejemplo? La respuesta es simple: Aquellos que posean títulos de posgrados pagos, tecnicaturas privadas o cursos habilitantes. Como si te bajaran el suelo a menos de la mitad, así nos están desvalorizando nuestras carreras en una maniobra que  abre la puerta a la flexibilización laboral en los ámbitos profesionales, siendo que ya no hay necesidad de pagarle a un profesional universitario recibido para realizar las tareas que fueron afectadas por el recorte.

Para completar el ataque,  en la modificación de las incumbencias de las carreras quedan sólo las más tradicionales de las disciplinas, habilitando a que se eliminen de los planes de estudio ramas alternativas, quitando todo contenido crítico, social y político a la educación pública y dejando sólo los aspectos técnicos. Se prepara el terreno para un golpe aún mayor a nuestros títulos.  Pero por supuesto, todo esto no es casual. En un país en crisis global, Macri busca atacar a la Universidad Pública como un golpe más del ajuste durísimo que el FMI le impone. Se busca salir del caos económico en que los empresarios y millonarios especuladores del dólar y las Lebac nos metieron, arruinando nuestras carreras y nuestros proyectos profesionales. No lo podemos permitir. ¡Que toda la comunidad universitaria se ponga de pie contra la modificación de las incumbencias y las reservas, contra el gobierno y el FMI!

¡Exijamos a todas las Federaciones Universitarias y los Centros de Estudiantes asambleas ya para organizar la lucha contra Macri y el FMI en todas las facultades!

¡Unidad de toda la comunidad educativa contra la educación al servicio del FMI!

¡Defendamos la Educación Pública!

 

 

 

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb