La rebelión de las mujeres

2018 empezó con la imagen de Ahed Tamimi, la joven palestina de 16 años con el puño en alto, encarcelada por enfrentarse a la brutalidad de los soldados del ejército más poderoso del mundo. Las jóvenes iraníes, en medio de movilizaciones populares masivas contra el régimen reaccionario, están en las calles, desafiando la imposición del velo. Las mujeres norteamericanas acaban de protagonizar la segunda marcha nacional contra Trump, en la que se escuchó con fuerza al movimiento #MeToo y #Times’Up contra los abusos y violaciones en la industria del cine, y con un documento firmado, entre otras, por Angela Davis, convocando al próximo Paro Internacional de Mujeres del 8 de Marzo, bajo la consigna “Por un feminismo para el 99%”.

En Argentina el movimiento de mujeres con el estallido del #NiUnaMenos fue vanguardia en oponerse al gobierno empresario reaccionario, realizando el primer paro nacional contra Macri allá por octubre de 2016, encendido por el femicidio de Lucía Pérez.

Enormes Encuentros nacionales, como el de Rosario en 2016 y el de Chaco en 2017, el masivo 8M de 2017, coincidiendo con el primer Paro Internacional de Mujeres, cantidad de movilizaciones contra la violencia, los femicidios y por el elemental derecho al aborto legal, recorren todos los días la vida de las jóvenes que entran a la pelea.

Que el gobierno reaccionario de Macri es un verdadero símbolo de la misoginia es innegable; arrancó su gestión queriendo cerrar los pocos programas destinados a la atención de mujeres en situación de violencia, y trata; achicó el presupuesto mínimo que tenía asignado el entonces Consejo Nacional de las Mujeres; quiso tirar atrás con los protocolos de abortos no punibles, y procesó a una médica por practicarlo; y frente a cada manifestación del movimiento de mujeres, responde con violencia y represión: todavía están procesadas las compañeras que fueron detenidas el 8M pasado, Mariana Gómez por besar a su pareja, e Higui por defenderse de los violadores.

El ataque a las mujeres no es aislado, porque este es un gobierno enemigo del conjunto de trabajadores y trabajadoras en general.

Los despidos de los últimos meses se cuentan de a cientos y miles; en el Hospital Posadas, INTI, Fanazul, las minas de Río Turbio, ANSEeS, decenas de dependencias estatales nacionales y provinciales.

Macri quiso imponer la reforma previsional, reventando las jubilaciones y pensiones de los sectores más pobres, y se encontró con el repudio popular que colmó las calles del Congreso durante las dos jornadas. Ahora quiere arremeter con la reforma laboral, llevando las condiciones de trabajo a ritmos insostenibles y con sueldos paupérrimos. A este gobierno no le importan las mujeres, los trabajadores ni la juventud, sino las ganancias de sus amigos empresarios!!

Junto con este ataque el gobierno de CEOs impulsa una reforma educativa y del sistema de salud, que lo único que busca es la privatización de los servicios. Que estudie y se cuide la salud quien pueda pagar! Demás está decir, que con este plan reaccionario, no va a haber ni educación sexual en las escuelas, ni aborto legal en el hospital.

La ola de despidos tanto en el sector privado como público, impacta fuertemente sobre las mujeres, que además de ser las primeras despedidas cuando hay ajuste, son las encargadas de garantizar llegar a fin de mes en cada casa. Y la nefasta reforma previsional, además de atacar al conjunto de la población trabajadora, deja sin pensión a miles de mujeres amas de casa, y beneficiarias de la AUH (que en un 99% son mujeres las que la reciben)!

Seguimos en pie de lucha

Y sin embargo, el movimiento de mujeres junto al movimiento LGTB seguimos en pie de guerra! Y esto se expresó claramente en la primera asamblea del año para preparar la movilización a Plaza de Mayo, que desbordó todas las expectativas: más de 700 compañeras nos reunimos para debatir los problemas de las mujeres y LGTB y cómo salir a enfrentar al gobierno. Participaron nuevas organizaciones como la de mujeres discapacitadas, mujeres con VIH, y muchas compañeras independientes que se acercaron para ser parte de uno de los eventos ya históricos del movimiento de mujeres.

Las últimas semanas el problema de los acosos y la violencia machista fue tema de debate en todos lados; Jorge Rial habló de feminismo y defendió públicamente el aborto legal en su programa televisivo, mostrando que el debate está instalado en la sociedad! Las bárbaras declaraciones del confeso explotador de mujeres “Cacho” Castaña, aconsejando a las mujeres “relajarse y gozar” mientras son violadas, le valió el repudio masivo que significó que le levantaran shows programados.

Cada día son más quienes apoyan las peleas de las mujeres, contra la violencia y los femicidios, y también por el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo. Tremendo chasco se llevó el retrógrado de Feinmann con la encuesta sobre la aprobación del aborto, donde el 78% de 191.000 votantes se pronunciaron a favor! Son cientos de mujeres que mueren al año en Argentina por practicarse abortos clandestinos, cuando no son detenidas por la justicia patriarcal. Macri sigue manteniendo el aborto en la ilegalidad, pero va un paso más allá: persigue y procesa a mujeres y médicas que lo practican! El derecho al aborto es una bandera que el movimiento de mujeres tenemos que tener bien en alto, para que no haya más muertas ni presas por abortar, pero también porque representa el derecho tan elemental a ser dueñas de nuestro propio cuerpo.

Fue particular la intervención de las compañeras trans travestis, que plantearon la necesidad de confluir en una movilización unitaria, incorporando sus demandas específicas. Son las compañeras trans travestis quienes tienen una expectativa de vida de 35 años, y a quienes las espera como único destino las redes de explotación sexual. La exigencia del cupo laboral está a la orden del día. También vamos a exigir Justicia por Diana Sacayán!

Vamos a llenar las calles porque no queremos más presas ni presos por luchar: por el desprocesamiento a las detenidas el 8M pasado y de Mariana Gómez. Para exigir la absolución para Higui, presa por defenderse de un ataque lesbofóbico. Y el desprocesamiento de todos y todas las luchadoras que salieron a las calles para enfrentar las políticas de ajuste del gobierno de Macri!

Las redes de trata y de explotación sexual siguen funcionado al total amparo de los funcionarios y jueces cómplices, que liberan proxenetas y tratantes. Hay que gritar bien fuerte: Trabajo Genuino para que las mujeres y trans puedan salir del circuito de explotación, exigiendo el desmantelamiento de las redes, y cárcel a proxenetas y sus cómplices.

El grito del #NiUnaMenos cada vez suena más fuerte y no se calla. La fuerza de las mujeres que queremos cambiarlo todo recorre el mundo entero. Y este 8M va a llenar las calles y las plazas de todo el país junto a quienes pelean por sus fuentes de trabajo como los y las trabajadoras del Posadas, del INTI, ANSeS y SENASA, quienes llenaron la Plaza Congreso contra la reforma previsional, las y los docentes que defienden la educación pública, y los trabajadores y trabajadoras que pelean por la Salud pública, y junto a todas esas compañeras que cada día se plantan contra los femicidios y los abusos!

Contra toda forma de violencia contra las mujeres y trans, por el aborto legal, contra las redes de trata y explotación sexual, para derrotar a este gobierno reaccionario y misógino! Vamos a llenar las calles de un Feminismo para las de abajo!

El próximo 8M hay que exigirle a todas las centrales sindicales y a cada gremio que convoquen al paro, hay que hacer asambleas en cada lugar de trabajo para exigir a los sindicatos su adhesión. Pero desde hoy mismo nosotras podemos construirlo, organizándonos con nuestras compañeras para garantizarlo, usando todas las estrategias que tengamos a mano para que el paro sea contundente: donde podamos pedirnos el día personal, usar los artículos de trámites, el “día femenino”, todo vale para que el próximo Día Internacional de la Mujer sea un verdadero Paro Internacional!

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 453

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion