Joaquín Sigis, 31/01/18

Es un fin de enero bastante agitado en la vida política alemana. El 4 de febrero debe cerrar la coalición de gobierno, donde parece que Merkel está mucho más sola de lo que creía. El SPD se alejó de la Kanzlerin, negándose a formar parte de la coalición (al menos por ahora). En principio el desacuerdo es con la política de inmigrantes del CDU (democrátas-cristianos) y expresando públicamente que “hay que volver a criticar al capitalismo” al menos esto en términos discursivos. Por su lado el CSU (liberales) y Die Grünen se alejaron conjuntamente del partido Demócrata-Cristiano de Merkel. Esta situación de incertidumbre institucional se ubica dentro de una situación de alza de la lucha de clases expresado en las elecciones y en las calles. Recordemos al respecto los resultados de AFD (ultraderecha) en las últimas elecciones.[1]

 

Alemania es el segundo país con menos huelgas por año de Europa, solamente superada por Suiza, teniendo sólo una huelga anual fija (pilotos de Lufthansa). Transita el resto del año sin más sobresaltos. Pero esto está comenzando a cambiar: a fin del año pasado se sostuvo el conflicto de los jóvenes ciclistas precarizados, (trabajadores de empresas como Deliveroo que se encargan del delivery a domicilio en bicicleta) con huelgas en Berlín y Köln, que acompañaron un movimiento de protestas de implicancias continentales. En paralelo, también resurgieron las protestas contra la Kooperationsverbot. [2]

 

Huelga de IGM

 

En esta situación se ubica la “huelga de advertencia” de IG Metall (gremio Metal-eléctrico). ¡Luego de 15 años! La última huelga fue en 2003 y fue derrotada. El Friedenspflicht[3] terminó el 1/1/2018 pero en el gremio metalúrgico suele extenderse 4 semanas por las mesas de discusión. Al no llegar a un acuerdo, el sindicato llamó una Warnstreik[4] de 24hs a partir del miércoles hasta el sábado (cada Estado para a su tiempo) cuando será la próxima mesa de negociación. Si no hay acuerdo se llamará a un paro nacional, pero solo puede ser llamado votación mediante. La patronal está dando la pelea legal para que la huelga sea declarada ilegal, dicen que la huelga es innecesaria, antieconómica y violenta y el Frankfurt allgemeine hasta habla de “destruir el sindicalismo”. Tengamos en cuenta que la huelga no es un derecho constitucional, sino que es deducido del “derecho a asociación y sindicalización” y hay muchas condiciones por la cual una huelga puede ser declarada ilegal.

 

“Unsere Leben, Unsere Zeit”

 

Ese es el lema de la Huelga: “Nuestra vida, Nuestro Tiempo”. Las reivindicaciones de los obreros alemanes son: la posibilidad de reducción de la jornada laboral a 28 hs. semanales por un máximo de dos años y que la patronal se haga cargo de las compensaciones salariales de aquellos que son padres, cuidadores o trabajadores por turno para no perder poder adquisitivo. También se exige un aumento salarial del 6% que se está negociando contra una negativa de la patronal a sobrepasar el límite del 4%.

 

La Warnstreik incumbe a 250 empresas entre ellas las icónicas de Alemania, Bosch Mercedes-Benz, BMW, Porsche y las empresas de maquinaria agrícola, entre otras. La fuerza de la lucha radica en el papel central que tiene esta rama industrial en la economía alemana, apoyada en la exportación de medios de producción. Principalmente porque para los estados del Cordón Industrial del Occidente Alemán, desde Baden-Württemberg hasta Bremen al norte, todo el oeste alemán está adhiriendo a la huelga de advertencia, llamada por arriba por la dirección sindical. El sábado se votará la huelga nacional que, de concretarse, significaría un salto cualitativo en la lucha sindical y la coyuntura política alemana.

  1. “Alemania: El “voto castigo” contra Merkel y sus socios socialdemócratas favoreció a la extrema derecha” SOB 441 https://www.mas.org.ar/?p=13711
  2. La “Prohibición de Cooperación” es una reforma neoliberal del Merkel donde el Estado Federal le quita los fondos federales a las escuelas distritales utilizado para la infraestructura escolar empeorando altamente las condiciones de las escuelas.
  3. “Acuerdo de paz” en el cual no puede haber luchas obreras hasta que termine el CCT.
  4. La huelga de advertencia a diferencia de la Huelga propiamente dicha es llamada por la dirección del sindicato estándo a consideración de cada regional la adhesión o no y deben ser huelgas cortas.

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb