Temas:

Vienen por todo

En el proyecto de ley además de los artículos específicos hay un par de definiciones abstractas que sientan las bases para que en el futuro algún juez falle, basándose en esas definiciones, y tire por tierra muchos de los principios jurídicos con que hoy se maneja el derecho laboral. Entre ellos, dos muy importantes: el principio de hipo suficiencia (que refleja, aunque distorsionadamente, la indefensión del trabajador que sólo es dueño de su fuerza productiva, frente a la patronal dueña del capital y de los medios de producción) y el principio protector, entre otros.

El Poder Ejecutivo no sólo juega con definiciones ambiguas, sino que además se reserva en gran parte del articulado de la pretendida reforma, la facultad de reglamentar dichos artículos, facultad  que descansa en las manos del antiobrero Mauricio.   

En el Artículo 1 del proyecto en los objetivos se declara: “b) Promover la liberación de las fuerzas de la producción y el trabajo de todos aquellos mecanismos regulatorios y fenómenos distorsivos que impidan el desarrollo de las empresas como comunidades productivas, eficientes y competitivas.”

Ni la dictadura se atrevió a poner una definición tan liberal y de desprotección del trabajador. Este artículo abre la puerta para que barran con todas las leyes laborales con todas las regulaciones, porque todas las regulaciones se basan en que la relación entre capital y trabajo no es una relación igualitaria y recíproca, sino que el trabajador se halla en inferioridad de condiciones que las empresas. Es lo que se conoce como hipo suficiencia del trabajador, y para que no quede duda que se pone al trabajador en igual condición que al empleador, el artículo 39 sobre el concepto de trabajo se lo define: “La cooperación entre las partes para promover esa actividad productiva y creadora constituye un valor social compartido, generador de derechos y deberes recíprocos y una regla esencial de ejecución del contrato”. 

La cooperación entre las partes es un valor social compartido”, te supe explotan, te lesionan, te pagan dos mangos, te dejan casi sin indemnización y se preparan para sacarte el derecho a huelga.  

Juan Cruz y Rodolfo Torres

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 448

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion