Temas:

 

El 1° de noviembre los y las trabajadores/as del programa “Incluir Salud” (ex Pro.FE, Programa Federal Incluir Salud) fueron informado/as que serían despedidos/as alrededor de 250 compañeros; se reunieron en asamblea en la calle para definir las acciones a seguir después de semejante ataque, ataque de un gobierno envalentonado tras el triunfo de las elecciones legislativas, pero que desde que asumió viene dando zarpazos de ajuste y despidos a los estatales y pretende profundizar ese plan.

En Salud no son nuevos estos ataques, los diferentes programas sociales que se cierran, la implementación de la CUS (Cobertura Universal de Salud) que no es más que la precarización al máximo de la atención sanitaria a través de una canasta básica y elementales de prestaciones para los sectores más pobres, deteriorando y desfinanciando el sector público, y favoreciendo a las grandes patronales de la medicina privada. Es en este marco el ataque a este sistema de cobertura médica, que tiene como principales beneficiarios, a las personas con pensiones no contributivas, con discapacidad, ex combatientes de Malvinas, familiares de desaparecidos, entre otros. Y en sintonía con las declaraciones del gobierno de ejecutar un fuerte ajuste fiscal a través de achicar el Estado y la planta de trabajadores, el gasto público, etc.

A su vez la respuesta de los trabajadores no se hizo esperar, fue inmediata, con asambleas, movilizaciones, cortes y concentraciones en IOMA (organismo adonde fue derivado este programa) con gran presencia de juntas internas, cuerpo de delegados y trabajadores de distintas dependencias que fuimos a apoyar, exigiendo la inmediata reincorporación de los despedidos. Durante el conflicto se dieron varios debates entre los compañeros sobre cómo luchar para ganar; entre estas posturas estaban las de hacer eje en las negociaciones y seguir presionando (la de ATE provincia). Y la posición de ir incrementando las medidas a través de la permanencia en el piso donde funciona el directorio de IOMA y la posibilidad de movilizar a la gobernación junto al resto de los sectores estatales, posición propuesta por un sector que caracterizando al gobierno y su intención, sacó la conclusión de que hay que empezar a organizar la lucha en sintonía con el nivel de ataque, y con la cual desde la Lista Gris Carlos Fuentealba coincidimos.

Gracias a la unidad y disposición a seguir la lucha hasta ganar, fue que se logró la continuidad laboral de todos los despedidos, el pago del sueldo del mes y un acuerdo homologado en el Ministerio de Trabajo, y que los/as deja en mejores condiciones para continuar la lucha por el Pase a Planta ya que durante un promedio de 9 años, la mayoría se encuentra bajo contrato de locación de obra y despojados/as de todos los derechos de la Ley 10.430.

Este triunfo fortalece al conjunto de los/as trabajadores/as estatales y muestra que la lucha es el camino y la necesidad de comenzar a prepararnos para enfrentar futuros ataques que se vienen como despidos, por salario digno y pase a planta permanente de todos/as los precarizado/as de la provincia de Buenos Aires.

ESTATALES LISTA GRIS CARLOS FUENTEALBA – LA PLATA

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 448

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion