Luego de una exhaustiva campaña por las cursadas de la UNLu San Miguel convocando a una asamblea para decidir democráticamente qué hacer con el fondo del Centro de Estudiantes, se decidió ayer, miércoles por la tarde, votar por una fotocopiadora para los estudiantes de Trabajo Social.

Esta noticia es una alegría inmensa para cientos de estudiantes que día a día sufren el ataque constante del ajuste del gobierno nacional y del rector de turno. Una noticia que contrasta y da batalla a la coyuntura de ajuste y las amenazas públicas que hizo el lunes pasado Macri a todas las universidades públicas. Una fotocopiadora en el Centro de Estudiantes al servicio de los estudiantes es algo totalmente inédito en la UNLu y en las universidades de la zona norte. Es el caso de universidades como la UNSAM, la UNGS o la UNPAZ que todavía, lamentablemente, sus centros de estudiantes no han podido dar ni un solo paso en este sentido.

Por otro lado, como es de costumbre en las asambleas convocadas por Las Rojas y el Nuevo MAS, donde mantenemos una tradición de unidad de los trabajadores y estudiantes, se votó donar parte de este fondo a la lucha de los trabajadores de Pepsico.

A contramano de esta lucha y alegría, estuvieron organizaciones como el PTS y Libres del Sur que, increíblemente, hicieron un frente único para boicotear la asamblea que ellos mismos se habían comprometido a convocar el pasado lunes 23/10 en la reunión del CETS, para luego intentar romperla. Se retiraron juntos al ver que sus contrapropuestas no eran avaladas por ningún estudiante. El PTS llegó a decir cosas delirantes como que “si los estudiantes no tenían para pagar la SUBE, ¿cómo íbamos a comprar una fotocopiadora?”, contraponiendo ridículamente un derecho con otro. Pero lo más llamativo es que una organización que se dice de izquierda haga frente con los massistas de Libres del Sur para boicotear una asamblea. No es de extrañarse de una organización que hizo frente único con el kirchnerismo para no movilizar para exigir justicia cuando apareció el cuerpo sin vida de Santiago Maldonado días antes de las elecciones. Ni hablar del abandono por parte de Pan y Rosas al Encuentro Nacional de Mujeres por motivos electorales.

Esta gran noticia de una fotocopiadora para los estudiantes, acompañada con la conquista este año del boleto estudiantil en la UNLu, son importantes avances en la organización y lucha del movimiento estudiantil.

El futuro para la educación pública se presenta incierto bajo un gobierno de empresarios que buscará reducir dramáticamente el presupuesto educativo. Desde Las Rojas y el Nuevo MAS vamos a ser los primeros en plantarnos ante los embates ajustadores del gobierno. En este sentido es fundamental seguir construyendo centros de estudiantes democráticos, participativos y de lucha que enfrente estos planes antiobreros y antieducativos de Macri y sus gestiones universitarias.

Al mismo tiempo, queremos dejar en claro que la lucha por el boleto estudiantil sin restricciones para todas las universidades continúa, como así también, la responsabilidad de que la Universidad se haga totalmente cargo de garantizar un centro de copiados gestionado por y para los estudiantes. Son banderas que no podemos abandonar. Estos avances sólo les dan más fuerza a los estudiantes para seguir construyendo el camino para conquistar todos nuestros derechos, poniendo la Universidad al servicio del pueblo trabajador.

Las Rojas – Nuevo MAS (UNLu)

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 448

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion