Entrevista a trabajador de MAM (Maderas al Mundo)

Socialismo o Barbarie: ¿Cómo empezó el conflicto?

Juan Carlos: El conflicto empezó hace un año y ocho meses cuando un empresario que se llama Bergese compró esta fábrica que supuestamente iba a ser un “boom” con el rubro de la madera. Nosotros le creímos todos a ese empresario que nos íbamos a ir para arriba con él y en un año y ocho meses este empresario la fundió totalmente la fábrica, nos dejaron en la calle, llegamos el lunes a las seis de la mañana y nos encontramos con los portones cerrados. Antes de eso, empezaron a atrasarse con el aguinaldo, con la quincena, nos tuvo dos semanas afuera sin luz porque habían contado la corriente y nos tuvo dando vueltas afuera a nosotros. Hasta que llego ese lunes que llegamos a las seis de la mañana como te comentaba y nos cerró el portón el mismo dueño y nos dijo que estábamos la mitad suspendidos y a la otra mitad que nos había echado y ahí ese día nos llamamos entre todos los compañeros, nos juntamos en el portón y empezamos a entrar por otras entradas de la empresa y nos quedamos acá adentro para resguardar nuestro trabajo porque tampoco nos decía si nos despedía cuanto nos iba a pagar, la indemnización nunca apareció y a los suspendidos tampoco les decían cómo se iban a ir a su casa si con sueldo o sin sueldo. Entonces ahí empezamos a quedarnos acá en la fábrica y ya llevamos dos meses acá por el resguardo de nuestro trabajo y esperando a ver que pasa. Llegamos hasta la Legislatura ahora con todo este  el movimiento que hubo gracias a las organizaciones que han venido a apoyarnos porque viste cómo es esto, nosotros siempre mirábamos las fábricas que teníamos en frente y decíamos mira la fueron peleando de a poquito y más o menos un cálculo teníamos porque habíamos charlado con los muchachos de Zanón, los muchachos de la Alba. Así que bueno ahí por lo menos le fuimos dando un volumen a esto, a los insumos que hay acá en la fábrica, llegamos hasta la Legislatura y ahí el gobierno y todos los bloques dijeron que le iban a dar una mano al empresario para reactivar esto. Eso fue hace un mes y todavía acá no pasa nada, estamos esperando en la lucha a ver que va a pasar.

SoB: ¿Qué respuesta o qué acompañamiento han tenido desde el sindicato?

J.C: Acá entre los compañeros hay desconfianza con el sindicato, siempre hay desconfianza, así que hace ya varios años hicimos una comisión interna donde nos organizamos por medio de asamblea. Todo lo que hablamos en la asamblea quiera o no quiera el sindicato siempre lo tuvo que acatar, para eso está el sindicato, hasta ahora se han portado con el tema de estar acá con nosotros y traernos cosas para comer pero no más de eso.

SoB: ¿Para ustedes cuáles son las pretensiones de la patronal? Siendo que la fábrica produce, por el recorrido que estuvimos haciendo, vemos que hay mucho trabajo…

J.C: Nosotros lo primero que estamos peleando es la reapertura de la fábrica con todos adentro. Lo principal es la reapertura, no estamos hablando de indemnizaciones sino la reapertura, entre todos los compañeros en asamblea es lo principal por lo que luchamos.

SoB: ¿Cómo ha sido toda esta nueva experiencia en relación con las organizaciones de izquierda?

JC: Desde un principio aparecieron todos los bloques de cada partido pero de una los que se quedaron siempre fueron los partidos de izquierda y los que nos dieron más manos en dinero, colaboración, en darnos fuerza, de charlar entre compañeros y son los únicos que se están quedando porque los demás han venido pero a sacarse la foto, los de Movimiento, los justicialistas pero los partidos de izquierda nos han tendido una mano grande y así estamos soportando esta lucha porque si no estaríamos solos estaríamos cada uno en su casa esperando a ver que pasa.

SoB: A partir de los distintos volanteos y el fondo de huelga que se ha estado trabajando ¿cómo notan la actitud de la gente que pasa por la Ruta 7? ¿qué recepción ven de la gente en general?

J.C: Acompañamiento hemos tenido mucho, nosotros cada tanto, una vez a la semana, hacemos una volanteada y peleamos para el fondo de lucha y tenemos mucha colaboración, la gente viene y nos trae alimentos y cosas así para llevar cada uno para nuestras casas. Apoyo de la comunidad tuvimos siempre.

SoB: Lo último, un poquito contar la experiencia de cómo se va gestando esa unión con el resto de las fábricas que siempre se reconocen por nombre como Zanòn, Cerámicas Neuquén, MolarSA, trabajadores de limpieza de la Universidad, contar un poquito esa experiencia de unidad, cómo lo sienten ustedes y cómo lo ven en cuento al fortalecimiento de su pelea.

JC: Como vos lo dijiste, el fortalecimiento es algo que todos los otros compañeros que pasaron por lo mismo nos han dado, con el resto de los compañeros nos damos fuerza porque si no tenemos fuerza para seguir la lucha estaríamos cada uno en su casa esperando. Es fortalecimiento lo que nos damos con los otros compañeros de la fábrica para seguir luchándola. Acá tenemos compañeros de 38, 40, 43 años, que si se quedan en la calle no van a conseguir trabajo por eso tenemos que seguir luchando.

Corresponsal.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb