Amplio triunfo del macrismo en La Plata

La Plata fue una de las regiones en las que más claramente se plebiscitó el gobierno macrista, donde le sacó más de 15 puntos al kirchnerismo, con votaciones de 41 por ciento tanto a senador como a diputado nacional.

Está claro que un 40 por ciento de votos es una elección que trasciende a los sectores de altos ingresos y las clases medias acomodadas. Cambiemos contó con el respaldo de muchos estatales e inclusive docentes a los que les pesa más el balance negativo del kirchnerismo a la hora de explicar el retroceso en las condiciones de vida que la política del gobierno actual, al que decidieron darle un poco más de tiempo. El pago del aguinaldo en cuotas, el conflicto docente contra Scioli y, por supuesto, la inundación del 2013, son argumentos que esgrimen para “no volver al pasado”.

La gran elección de Cambiemos abrió un debate no sólo en la vanguardia, sino también entre sectores amplios de  trabajadores con disposición a enfrentar a este gobierno que reprimió en dos oportunidades a los choferes de la Línea Este para derrotarlos, a los cooperativistas, que avanzó en algunos lados con despidos a estatales e impuso leyes contra la estabilidad laboral y que atacó a los docentes durante el conflicto de este año.

En cambio, en Berisso, donde gobierna Cambiemos a través de Nedela, perdió por dos puntos con el kirchnerismo. Allí su represión a secundarios y un conflicto de municipales aceleraron más la experiencia que en La Plata. En Ensenada volvió a ganar el kirchnerismo de la mano de Mario Secco.

 

Nuestra Elección

En La Plata, a diputados nacionales con Manuela Castañeira sacamos el 1,71%, a senadores el 1,56, a diputados provinciales el 1,62 y a concejales con el “Tano” Simonetti 1,60. Con esos números logramos pasar las PASO en las dos categorías locales.

En Berisso sacamos el 1,59 a diputados nacionales y 1,40 a senador; en Ensenada, 1,50 y 1,38 respectivamente. En ambos distritos en el escrutinio definitivo se verá si pasamos las PASO en la categoría a concejal.

La gran campaña realizada alrededor de la figura de Manuela Castañeira dialogó con el amplio sector que tiene bronca con el gobierno y se referenció como una opción renovadora de la izquierda. Así lo reconocieron no sólo los votantes, sino militantes de distintas corrientes como Patria Grande y la Juventud Guevarista, que nos felicitaron no sólo por pasar las PASO y por la gran campaña desarrollada desde la madrugada hasta las últimas horas de la noche, sino por haber instalado a Manu como una figura política en un escenario en el que estaban nada menos que Cristina, Vidal, aunque no fuera candidata, Massa y Randazzo. Al mismo tiempo, mostramos que pudimos trabajar en un frente con el MST anteponiendo los acuerdos y sin tapar las diferencias, pero abordándolas políticamente.

Un punto alto fue el voto de varios choferes de la Este, algunos de los cuales se fotografiaron en el cuarto oscuro con nuestra boleta.

El Nuevo MAS en la región sale fortalecido para las luchas en las calles que se avecinan, para la construcción partidaria, tareas al servicio de las cuales estará nuestra campaña para las generales de octubre.

Corresponsal

 

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb