Temas:

En el marco de las próximas PASO en la provincia de Santa Fe, desde el Nuevo MAS queremos fijar nuestra posición.

La situación en Santa Fe no puede ser más acuciante. La provincia se encuentra gobernada desde hace varios periodos por el PS (Lifschitz-Binner) y alineada en todo al gobierno de Cambiemos y su brutal ajuste. Luego de décadas de sojización en la que los empresarios se llevaron las ganancias “en pala”, pero que han dejado sólo desmonte e inundaciones para el resto de la población, hoy en día arrecian los despidos y suspensiones (como vimos en General Motors), los cierres de fábricas medianas y talleres, al tiempo que crece la militarización de los barrios con la excusa de “la lucha contra el narcotráfico” y el consiguiente hostigamiento a la juventud y los sectores populares. A esto se le suma un considerable aumento de la violencia hacia las mujeres, violencia a la que ni el gobierno provincial ni los municipios pretenden dar respuestas de fondo. Atrás quedaron las veleidades “progresistas” del PS, hoy convertido en obediente aplicador del ajuste macrista y de sus políticas represivas.

Debido a estos ataques contra las condiciones de vida y pese al silencio cómplice de la burocracia sindical, viene creciendo la bronca de los trabajadores (como el caso de los docentes), las acciones en defensa de las fuentes de trabajo y distintas expresiones de solidaridad con otras luchas, como es el caso de Pepsico. Al mismo tiempo, cada vez es más amplia la movilización contra la violencia de género y los derechos de las mujeres, hecho que se expresó en cada #NiUnaMenos y en el Encuentro Nacional de Mujeres de Rosario.

Este es el marco en el cual se darán las siguientes elecciones. Cada vez es más amplía la franja de trabajadores que hace su experiencia tanto con el macrismo, como con el PS y con el kirchnerismo. Experiencia ésta que los lleva a sacar conclusiones y a mirar a la Izquierda como alternativa.

Estas condiciones ponen a la izquierda en estas elecciones frente a una tarea estratégica: la de que la fuerza creciente de la movilización obrera y popular encuentre su canal independiente tanto del gobierno, como de los partidos del régimen y las direcciones sindicales traidoras. Es desde esta perspectiva que los socialistas revolucionarios abordamos las elecciones y nuestra política frente a ellas.

 

En defensa de la independencia política de los trabajadores

 

Como venimos señalando, vemos que en la actual coyuntura política electoral existe una importante vacancia política en amplias franjas de trabajadores y de los sectores populares en general. Esto se evidencia por un lado en una importante fragmentación en las fuerzas patronales, quienes en definitiva lo único que le proponen a los trabajadores, las mujeres y la juventud es ajuste, ajuste y más ajuste. A estas fuerzas administradoras del ajuste se suman opciones de centroizquierda como el FSP (Frente Social y Popular) y el reformista CF (Partido de la Ciudad Futura), cuyos referentes están lejos de defender cualquier alternativa de independencia política de los trabajadores. Por último, y más allá de sus terribles límites, se encuentra el FIT, quien pese a haber actuado como un verdadero obstáculo en la unidad de la izquierda y los trabajadores contra el ajuste, aún sostiene una política de independencia de clase.

Desde el Nuevo MAS, junto a los compañeros del MST hemos construido a nivel nacional Izquierda al Frente por el Socialismo, un frente electoral de clara independencia de clase que se levantó como una alternativa política de los trabajadores frente al ridículo sectarismo y autoproclamación del FIT. Lamentablemente, este frente nacional no pudo conformarse en la provincia de Santa Fe. Frente a este hecho, los compañeros del MST en la provincia han tomado la decisión de mantener su alianza dentro del FSP referenciado en el periodista progresista Carlos Del Frade.

Ante esta situación, desde el Nuevo MAS, hemos desarrollado una larga discusión con los compañeros a quienes les hemos marcado oportunamente que entendemos que su orientación política en la provincia es profundamente contradictoria con la constitución a nivel nacional de Izquierda al Frente por el Socialismo; que mientras nuestro frente es una opción de izquierda, de trabajadores y de independencia política; el FSP de Del Frade alienta una alternativa centroizquierdista de conciliación de clase con sectores del estalinismo como el PCR y propatronales como Patria Grande (quien ya es no solo “filo K”, sino ahora abiertamente socio del impresentable Guillermo Moreno). Lamentablemente ante nuestro llamado, los compañeros del MST optaron por defender la figura de Del Frade, y no se delimitaron ni respondieron a la cuestión de fondo que es el problema de la independencia política de los trabajadores.

En relación al FIT (PTS-PO-IS), desde el Nuevo MAS hemos marcado desde su conformación los severos límites con que se fundó: su deriva de adaptación electoralista y sus estrechos márgenes de “cooperativa meramente electoral”, que además nunca hizo una campaña consecuente hasta el final en contra de la Reforma Electoral proscriptiva y antidemocrática. Peor aún, se apoyó en ella y utilizó las armas de la justicia patronal en contra de otras organizaciones obreras. Esta deriva sin principios lo llevó a protagonizar otro papelón escandaloso cuando intentó impugnar, sin lograrlo, a Izquierda al Frente por el Socialismo. Lo más grave es que estas serias desviaciones operan ya no sólo contra organizaciones como la nuestra, sino contra la unidad de toda la izquierda en momentos de la brutal ofensiva de las patronales y el imperialismo, cuya principal espada es el gobierno macrista.

Pese a lo marcado, y a la incógnita sobre el futuro del FIT que supone su actual adaptación y deriva oportunista, seguimos rescatando al FIT, in extremis, como un frente de independencia de clase.

Como partido revolucionario siempre vamos a priorizar los intereses de la clase obrera en su conjunto, y eso parte por defender la independencia política de los trabajadores ante todas las clases de la sociedad. Es por eso que en las próximas elecciones en Santa Fe, llamamos a los trabajadores a votar críticamente las listas del FIT en la provincia.

A su vez, llamamos nuevamente a los compañeros del MST de la Regional Santa Fe a rever su posición equivocada y sumarse al programa y a la orientación de Izquierda al Frente por el Socialismo en el resto del país. En este marco, desde el Nuevo MAS, redoblaremos nuestros esfuerzos por conquistar nuestra legalidad provincial, al mismo tiempo que impulsaremos y apoyaremos las listas de Izquierda al Frente en todo el país.

 

Nuevo MAS-Santa Fe

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 449

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion