El día 14 de junio también en Córdoba, con  Julia Di Santi y Eduardo Mulhall, fuimos a acompañar la inscripción de Izquierda al Frente por el Socialismo, además de estar presentándola en 8 distritos más: Provincia de Buenos Aires, CABA, La Pampa, San Luis, Santa Cruz, La Rioja, Río Negro y Neuquén. Desde el Nuevo MAS junto al MST inscribimos este frente en Córdoba, donde siempre un sector muy importante de la población ha votado por opciones de izquierda.

Hoy tenemos una profunda alegría de inscribir este frente, como herramienta de los trabajadores que sirva, en primer lugar, para acompañar sus luchas contra las políticas ajustadoras de Macri y Schiaretti, como lo hemos hecho con el conflicto de los choferes y trolebuseras ,que sirva para que la crisis la paguen los empresarios.

Y también Izquierda al Frente por el Socialismo viene a renovar a la izquierda y dar una pelea por la unidad frente al sectarismo del FIT, que niega continuamente las posibilidades de agrandar un espacio político de independencia de clase y por primera vez se nos presenta la posibilidad cierta de superar el piso proscriptivo de las PASO y de esa forma poner en discusión la unidad de todas las fuerzas de izquierda.

Córdoba es la provincia que más votos le aportó al gobierno de Macri y donde Schiaretti y Mestre son verdaderos discípulos de políticas ajustadoras y reaccionarias, firmaron paritarias a la baja en los conflictos docentes, empleados públicos, salud, con la ayuda de los dirigentes de UEPC; SEP; CGTs, etc. Dirigentes que terminan de demostrar lo que son en la falta de apoyo al conflicto de los choferes y las trolebuseras, incluso los dirigentes sindicales del kirchnerismo que se negaron a apoyar con un paro provincial dicho conflicto, que cuestionaba el ajuste de las paritarias a la baja y donde el gobierno provincial  avanzó aún  más con una política reaccionaria que transformaron en ley que cercena el derecho de huelga.

Córdoba no es una isla en el país, es una provincia más al servicio de las grandes fortunas, y de los empresarios, donde crecen la flexibilización laboral, los despidos, los salarios a la baja y así aumentan sus fabulosas ganancias. Los índices de pobreza son los más altos del país. La destrucción del bosque nativo, la sojización, que tanto azota a nuestros pobladores, tiene que ver con los negocios millonarios de los empresarios del campo y los grandes grupos inmobiliarios.

La violencia de género es moneda corriente y los derechos de las mujeres son cada vez más avasallados, la precarización laboral y el desempleo son la moneda corriente entre los jóvenes, la militarización de la protesta social y la represión a la juventud es la política oficial de este gobierno.

Desde el Nuevo MAS en Izquierda al Frente presentamos esta alianza electoral para que se transforme en una verdadera herramienta para que la crisis la paguen los empresarios.

Acompañanos en agosto para que estemos en octubre

Nuevo MAS   en  IZQUIERDA al FRENTE por el Socialismo

Eduardo Mulhall – Julia Di Santi

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb