MARTÍN GONZÁLEZ BAYÓN, CANDIDATO A LEGISLADOR DE CABA

Primero quiero empezar saludando a todos los medios de prensa que están acá en esta presentación de Izquierda al Frente por el Socialismo.

Es un hecho muy importante que hayamos podido construir este frente. La Izquierda al Frente por el Socialismo ha logrado proponer, sin mezquindades, un programa de 40 puntos que están regidos por un criterio global que es el de sostener la más estricta independencia de clase de los trabajadores frente a todos los partidos del sistema.

Esto es muy importante porque tanto el kirchnerismo como el macrismo, Massa, Stolbizer y el menjunje que se hace cuando se van mezclando unos con otros, tienen un elemento en común: son todos partes del sistema. Por eso, para ellos hay un solo plan, con matices cada uno, pero ven una sola posibilidad que es el ajuste. Por eso cuando están en el Congreso se pelean un poco pero al final se vota todo. Es evidente que cuando se vota todo lo que propone el gobierno nacional no es porque hay grandes diferencias, sino porque, el fondo, todos comparten una profunda unidad: son todos representantes de los patrones, de los millonarios. Se pelean un poco, claro, entre los patrones también se pelean.

La izquierda al Frente por el Socialismo se para en frente de todos los partidos del sistema. Puede ser que haya matices entre ellos, pero entre ellos y nosotros no hay matices, hay una zanja que nos divide profundamente. Nosotros representamos los intereses de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes, nos paramos desde ahí y por eso podemos decir que tenemos un plan radicalmente distinto a los planes que ellos proponen. Porque claro que en la Argentina hay recursos y todos esos recursos se pueden direccionar con el objetivo de salir adelante, pero para eso hay que tomar una decisión: los intereses de quiénes van a estar primero. Ellos ya tomaron una decisión, Macri ya declaró que no tenían un plan B, primero había que ajustar a los de abajo para de este modo enriquecer a los multimillonarios; y cuando sean muy, muy, muy ricos, entonces sí vamos a ver si sobra algo.

Nosotros decimos que así no se ordenan los intereses de un país, sino que se ordenan empezando por los intereses de los trabajadores, las necesidades de las mujeres y los jóvenes. Por esto, Izquierda al Frente por el Socialismo es una gran novedad, tiene una gran potencialidad y tiene un plan B. Un Plan B de 40 puntos para construir una sociedad que es distinta, que empieza a construirse desde los intereses nuestros.

En ese sentido creemos que esta nueva alianza de la izquierda es un exitazo, este frente de independencia de clase peleará por cruzar el piso proscriptivo de las PASO que nos puso Cristina, con Massa, con la UCR, con Randazzo, con Macri. Unas PASO que nos impusieron todos y que nadie quiere para ellos mismo. La actitud de Cristina, o de Macri en la Ciudad de Buenos Aires, demuestra que el único objetivo de las PASO es dejar afuera de las elecciones de octubre a los que no tenemos los millones de los empresarios para hacer monstruosas campañas electorales. Entonces, cuando se llega a octubre, ya Macri y Cristina decidieron por los ciudadanos que tienen que votar que los que no pasan un piso proscriptivo no son una alternativa legal.

Nosotros plateamos que la Izquierda al Frente por el Socialismo tiene la gran oportunidad de pasar estas PASO, de llevar este programa de independencia de clase a todo el mundo. Y entonces sí van estar dadas las condiciones para construir un hecho histórico en la Argentina, que es avanzar realmente en la unidad de la izquierda. Poder avanzar en una unidad que integre a toda la izquierda sin sectarismo, sin ridículas autoproclamaciones que falsean la realidad al plantear que sólo hay una izquierda. Evidentemente no es así, evidentemente las fuerzas de la izquierda somos múltiples, evidentemente en estas elecciones hay dos frentes, dos alternativas de la izquierda que vamos, por lo menos desde nuestra parte y sin mezquindades, a defender los intereses de los de abajo frente a un plan de ajuste que ya está clarísimo que busca reventar los derechos que hemos venido conquistando durante décadas con la luchas de los trabajadores, con las luchas de las mujeres que nos dan ejemplos permanente, la defensa de la educación que es una lucha histórica de la juventud.

Bueno, nosotros proponemos esas banderas y nos proponemos como alternativa para que esas banderas, esas consignes que siempre retumban en las marchas, en las calles, también retumben en las legislaturas, en los parlamentos, en el congreso y en todo el país. Por eso estamos muy contentos de poder representar esta alternativa y vamos a dar una lucha por que esas voces crucen las PASO y retumben en octubre.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb