Vacancia política y polarización

Venimos describiendo desde estas páginas el fenómeno político que atraviesa al país: la vacancia política. El núcleo duro del macrismo estalla en vítores cada vez que el gobierno reprime o toma cualquier medida antipopular. Ahora bien, el grueso de los votantes de Macri, trabajadores hartos del kirchnerismo, están rompiendo con el macrismo. Marzo, con sus cinco marchas, fue el mes de ruptura del pueblo trabajador con el macrismo coronado con el parazo del 6 de abril.

El cinco de abril, en el programa de Navarro de C5N, Manu se plantó entre los cuatro dinosaurios que tenía alrededor (que entre otros vanos intentos de acallar una voz coherente y sin pelos en la lengua, apelaban a darle codazos visibles para todos los espectadores) para decir claramente que este era un paro político contra Macri. En contra de ese discurso del atraso con el que Macri y su séquito de trolls pretenden imponer que la politización del pueblo trabajador es un problema. En contra de toda la cúpula de burócratas sindicales temerosos de darle continuidad a las medidas de lucha por miedo a enemistarse demasiado con el gobierno. No se muerde la mano que te alimenta.

A las seis de la mañana en la Panamericana, Manuela lo dijo muy claramente: “¡Macri es un anti obrero! Le jode que nos organicemos, que tengamos micros, le jode hasta cuando queremos hacer choris. Por eso, nosotros le demostramos que acá la polarización no es entre Macri y Cristina, ¡es de abajo hacia arriba! Acá hay bronca, acá la clase trabajadora se levanta contra los patrones[1]. Manuela fue la cronista de la represión de la Panamericana, porque no tenemos ningún prurito en que nuestras figuras hagan apariciones públicas en los enfrentamientos al gobierno: lo festejamos.

A las seis de la tarde, Manu fue a C5N a dar la pelea por el balance del paro y de los piquetes, después de que la CGT traidora saliera a delimitarse de los cortes. A diferencia de otros partidos, nosotros consideramos que nuestras figuras públicas deben dar la batalla en todos los planos, ayudando a clarificar la situación política en favor de los trabajadores. No estamos especulando con que aparecer públicamente en conflictos directos contra el gobierno nos va a piantar votos. Estamos apostando a llenar esa vacancia con política, con reclamos, que se discuta lo que discuten las y los de abajo, los que salen a cortar rutas, los que ocupan plantas, los que pelean por las pibas que desaparecen. Apostamos a construir más medidas de fuerza de la clase trabajadora como este paro, en el lugar, en los medios, en cada espacio de disputa política. Este paro fue el paro de los que se llevaron a la cúpula de la CGT puesta el pasado 7 de marzo, nos preocuparíamos si hiciéramos algo que piante esos votos, no otros.

[1] https://www.facebook.com/manuela.castaneira/videos/1394229040651968/

Violeta Roble

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb