Los docentes de todo el país venimos llevando una pelea monumental contra la política del gobierno de Macri y los gobernadores para destruir el salario docente. La estrategia del gobierno es clara: derrotarnos no solo para tomarnos como ejemplo de las paritarias por venir sino también para destruir definitivamente nuestra maltrecha educación pública. Y también, sacar de la calle la protesta social. Este fue el significado de la violenta represión sufrida días atrás cuando se intentaba poner el aula itinerante en la plaza de los Dos Congresos por parte de las directivas celestes y de CTERA.

Está feroz acción que terminó con docentes golpeados e incluso detenidos, caló hondo entre los docentes de todo el país, la juventud y la sociedad toda, porque se vio con claridad lo reaccionario de este gobierno. Esta acción lleno nuevamente de bronca a la docencia argentina, que rápidamente se movilizó. El día martes hubo paro y movilización con más de 5000 docentes que recorrieron las calles y se registro una mayor adhesión al mismo de los últimos realizados (70%), poniéndose de pie nuevamente ante la represión y porque se empieza a sacar la conclusión que este gobierno está dispuesto a avanzar en todos los terrenos sobre la educación pública.

Esta gran respuesta de los docentes de todo el país no fue utilizada para reencauzar el conflicto en forma nacional y poner nuevamente el reclamo salarial y de la paritaria docente en el centro del reclamo, sino para comenzar el camino de la desmovilización, realizando arreglos provinciales en forma separada. Esta fue la experiencia en Neuquén, arreglando por un mentiroso 31% el mismo día del paro de CTERA. Le siguió la conducción celeste de la UEPC negociando una vergonzosa propuesta salarial el mismo día.

Hoy miércoles los docentes de Córdoba nos desayunamos con la propuesta que realizaron los equipos técnicos del gobierno y la conducción celeste de la UEPC.

La propuesta consiste en el cumplimiento de dos actas. La del año 2015 que eleva un 140% del básico (alrededor de la mitad del salario de bolsillo) en tres cuotas a los docentes con más de 28 años de antigüedad; y el acta del 2016 que estipula un reajuste en el salario si la inflación superaba el 25% (que terminó siendo del 41%) de lo cual ¡el gobierno reconoce solo un 1%! Además incluye el blanqueo del 25% del material didáctico en febrero y un 2,5% a partir del mismo mes proveniente de la reducción de nuestros montos de aportes previsionales (en vez de 18% pasamos a aportar 15,5%) y en noviembre un 1% más producto de una nueva reducción. Conformaría así un 16% en febrero, 23% en julio y un 24,5% en noviembre.

Y obviamente no reconoce el pago de los días ilegalmente descontados.

En definitiva la nueva propuesta del gobierno provincial no se despega de lo acordado con los otros gobernadores. E incluso, es peor, ya que siguen desconociendo las deudas de las actas de 2015 y 2016 tal cual fueron acordadas e incluye un nuevo ataque a nuestro sistema previsional preparándolo para la armonización con el sistema jubilatorio nacional. Todo un plan a pedir de Macri.

Hablemos claro: la propuesta sigue siendo la misma

La propuesta del gobierno provincial no tiene nada nuevo: es la misma que ofrece Vidal del 19,5%. El resto, lo pone la Nación con las nuevas sumas otorgadas por material didáctico; y el 2,5% y el 1% más lo ponemos nosotros, porque nos reducen el aporte previsional que aportamos todos los meses.

Este aumento es el mismo que otorgo el gobierno provincial a la conducción traidora de los empleados públicos que aceptaron el 19,5% hace más de un mes para quebrar el conflicto docente y el 3,5% restante hace más de un año. Es parte de la reducción de los aportes previsionales que se le hicieron a los empleados públicos en el año 2016 y que los docentes nos negamos. Es decir no hay nada nuevo por parte de este gobierno.

Las asambleas escolares deben rechazar la propuesta salarial

Desde la Agrupación Carlos Fuentealba decimos que no es casualidad que largue la propuesta justo antes del feriado largo. Monserrat, quien defiende que la misma es superadora, la comunica a los medios antes que a los docentes. No hay que confiar ni en las acciones del gobierno, que está firme en dividir y quebrar la lucha docente, ni en la conducción sindical que apunta a enfriar el conflicto cerrándole la participación real a las bases que estamos en las escuelas, preparando el terreno para que resignados aceptemos cualquier cosa.

Sabemos que el conflicto no está en su punto más fuerte, pero con el paro de la CGT y el del 11 de abril de CTERA en repudio a la represión, los docentes y la comunidad en general demostramos que existe la voluntad de luchar. Las asambleas escolares deben rechazar la propuesta y relanzar el conflicto, organizando por abajo y mediante asambleas y medidas progresivas, acompañadas de instancias que visibilicen el conflicto como los fondos de huelgas, festivales, clases públicas y cortes de calle con volanteadas.
Por lo tanto, la lucha debe continuarse exigiendo a la conducción el rechazo, que se ponga a la cabeza de un plan de lucha real y que redoble la participación de los docentes con asambleas que discutan montos, medidas de lucha y la devolución de los días descontados por paro.

Por el rechazo de la propuesta

Por $15000 al básico por cargo y $18000 por 31 horas cátedras

Plan de lucha, con asambleas escolares, movilización, y exigencia de plan de lucha nacional de CTERA

Fondo de huelga de nuestro aporte sindical y festivales solidarios

AGRUPACIÓN CARLOS FUENTEALBA CÓRDOBA

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 430


    ► Todas las notas




    ► Leer Online



    ► Descargar PDF

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion