En las últimas horas la Comisión Interna informó que las 600 suspensiones serán rotativas. Pero a diferencia de cómo se venía llevando adelante cuando cerraron el turno noche, con una rotación semanal, ¡esta vez se rotará cada 6 meses! La excusa que ponen para no hacerlas semanales no puede ser más ridícula… rotar semanalmente favorecería el ausentismo (¿?). Lo que queda claro con esto es que buscan dividir a los compañeros de adentro con los de afuera. A los que están trabajando no les resulta para nada grata la idea de ser suspendidos por 6 meses a partir del primero de septiembre, para colmo cobrando el 75% del salario. La maniobra busca dejar conformes a los suspendidos, darle una esperanza de volver a ingresar a condición de que “se queden en el molde”, y enfrentarlos a sus compañeros de adentro. Compañeros: sepamos que es una maniobra, trabajo hay, los puestos están saturados, los ritmos son cada vez más duros, hay que unirse y levantar la bandera de que entren todos los suspendidos y que se reparta el trabajo. ¡Ningún compañero afuera!

CORRESPONSAL

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb