Los trabajadores de SanCor  vienen de un espectacular  triunfo. Lograron la reinstalación de 10 compañeros, que habían sido despedidos por ser referentes, o sea compañeros que no bajaron la cabeza y decidieron pelear por sus derechos. En este caso por el atraso en el cobro de los haberes, cobrándolos en varias cuotas, muchas veces les terminaban de pagar el día 26 o 27 de cada mes.

Los despedidos en ningún momento estuvieron solos. Con sus compañeros en la planta, repositores y preventistas, lograron arrancarle a la dirección del gremio (ATILRA) una asamblea. De la misma fueron parte los trabajadores de SanCor y los trabajadores de ARSA (ex trabajadores de SanCor, ahora en manos del grupo Vicentin). La asamblea fue conmovedora, la mayoría de las intervenciones  planteaban la solidaridad y la necesidad de unidad. Se logró votar el paro de la planta para garantizar el reingreso de los compañeros afectados, pese a que la dirección del gremio no se jugó a parar la parte de la producción de la fábrica (ARSA), apostando siempre a las negociaciones con la empresa vía ministerial y dilatando las medidas. Los compañeros echados jugaron un rol muy importante en la contienda. Con mucha decisión y firmeza, realizaron un piquete en los portones de casi dos días, que fue fundamental para que los insumos no ingresen y para que no salga la producción. Así es que se logra la conciliación obligatoria con ellos adentro.

Pero no hay que dormirse en los laureles compañeros, la conciliación obligatoria tiene un tiempo limitado.

SanCor viene arrastrando una grave crisis, producto de la mala situación de la industria láctea en general. Pero también por las malas decisiones tomadas tanto por empresarios y gobiernos de turno. Primero los Kirchner, manteniendo a la cooperativa con subsidios estatales millonarios. Y ahora que se acabo lo de la gallina de los huevos de oro, a Macri no le tiembla la mano para recortar esos subsidios y poner en riesgo a casi 4000 familias, que podrían terminar en la calle. Los trabajadores y nuestras familias no tenemos la culpa de esta crisis, por tal motivo no tenemos que ser nosotros quienes la paguemos. Por eso no hay que tener miedo y debemos seguir organizados para lo que se pueda venir.

Si queremos que la situación de la cooperativa cambie, nos tenemos que hacer cargo los trabajadores. El gremio a través del secretario general Ponce, propone la venta de SanCor a otros grupos empresarios como Coca Cola por ejemplo. Entendemos que eso no es una opción. Coca Cola también viene despidiendo, y la mayoría de estas multinacionales cuando no se les garantiza las superganancias, la primera opción es  cortar por el lado del trabajador, ya sea con mayor productividad o con despidos directamente.

La leche es un bien muy importante para la vida de nuestros niños y la familia, la producción no debería estar en manos de esas multinacionales que solo les importa las ganancias y llenarse los bolsillos. Por eso es que es necesario que los trabajadores nos hagamos cargo, y que la cooperativa se pueda estatizar bajo control de sus propios trabajadores porque si algo hemos hecho toda la vida es la producción que día a día sale de la planta.

Durante la redacción de la nota se está realizando un paro y corte en la Panamericana, llevada adelante camioneros que transportan los lácteos. Es hora que el gremio que nos representa se ponga al frente y junto a camioneros llamen a un paro de la industria para que la cooperativa sea estatizada bajo control obrero, y así poder garantizar nuestros puestos de trabajo.

Trabajadores Nuevo Mas

Dejanos tu comentario!

  • Nuestra Prensa – SoB 422

  • Suscribite para recibir las novedades y comunicados del Nuevo MAS

  • en esta edicion