Se termina el año y los trabajadores necesitamos hacer un balance de en qué situación estamos. Muchos se preguntan: ¿estamos mejor o peor que el año pasado? La respuesta es categórica: sin dudas que estamos mucho peor. Nuestro salario se vio deprimido entre un 10 y 15%. Lo que significa que hoy tenemos menos poder adquisitivo que lo que teníamos cuando empezamos. Ni hablar si sumamos los aumentos de las tarifas y tantos otros gastos. Es que venimos sufriendo un duro ajuste económico por parte del gobierno de Macri y Vidal a través de un “aumento salarial” a la baja que llegó al 26,9% (anual) cuando la inflación oficial está arriba del 40%. Ajuste que ya veníamos sufriendo los últimos años con Cristina Kirchner y Scioli, pero que Macri redobló, en el marco del giro político conservador y reaccionario en toda una variedad de cuestiones políticas, sociales, económicas, educativas, etc.

Un salario a la baja entregado por Baradel

Lo primero que hay que decir es que el aumento conseguido en Provincia de Buenos Aires fue una estafa. El gobierno y los gremios presentaron que sería de 34% pero resultó en una completa mentira. Porque sólo comenzamos a cobrar un 34% recién en agosto. El resto de los meses cobramos porcentajes mucho menores. Veamos. Para el mes de febrero el aumento fue del 8,5%, pasando de $7.283 a $7.904. Luego, en la segunda cuota en marzo el aumento fue del 12,9%, pasando a cobrar $8.846. Recién en julio el aumento llegó a $9.801. Si sacamos la cuenta bien, nos da que el aumento promediado todo el año fue de 26,9%. Muy lejos del verso del 34% que nos vendieron por la tele. Y si miramos el aumento al básico es menor: sólo un 22%. Por lo tanto, si estimamos una inflación acumulada del 40% (sumando devaluación del peso, más los tarifazos, más todos los aumentos que suceden a diario), nos da que nos están bajando el salario real alrededor de un 15%. Comparando con las anteriores paritarias, donde ya veníamos perdiendo poder adquisitivo, con esta última se da un salto brusco en esa pérdida.

¿Qué hicieron las conducciones sindicales frente a esta pérdida salarial? La palabra más exacta para definir su comportamiento es TRAICIÓN. Empezando por la nueva CGT unificada han trabajado todo el año para evitar ir al Paro Nacional, luego de pactar con Macri que le darían tiempo y serían “garantes de la gobernabilidad”. Así se pusieron del lado del gobierno y en contra de las necesidades de los trabajadores. En nuestro gremio, la CTERA y SUTEBA de Baradel se comportaron igual. Cuando fue el inicio de clases hicieron lo que no habían hecho en una década: dejaron que Vidal nos dé un aumento salarial miserable sin hacer ningún plan de lucha!!!!! Dejaron que el gobierno aplique un ajuste salarial sin hacer nada!!! A lo sumo algún paro y movilización aislada, pero un verdadero plan de lucha que logre torcerle el brazo a Vidal para que dé un aumento digno, nada!

Esto nos lleva a una conclusión: la Lista Celeste de SUTEBA dirigida por Baradel no es una verdadera representación de los trabajadores. Dicen que son “opositores” al gobierno pero en realidad es una pose política, en los hechos concretos no han hecho nada cierto para defender el salario docente. Hay que terminar de desecharla y conquistar una nueva dirección.

La Lista Multicolor al frente de la lucha

Por otro lado y en una línea muy distinta actuamos los SUTEBAs Multicolor. Desde el principio de la  paritaria apostamos a impulsar la participación y movilización de los docentes.

Realizamos asambleas en cada uno de los distritos y organizamos un Plenario Provincial de Delegados donde votamos el No Inicio de clases, rechazando la propuesta mentirosa del 34%. Y luego durante todo el año realizamos varios Plenarios provinciales más, movilizaciones por aumento de presupuesto para infraestructura escolar, por los comedores, etc. Cuando llegó el segundo semestre volvimos a retomar la lucha, impulsando toda una serie de paros y movilizaciones exigiendo la reapertura de la paritaria, pero el gobierno de Vidal se negó rotundamente. Una vez más se vio que, a pesar del deterioro salarial, Baradel y el Frente Gremial poco y nada hicieron.

La Lista Celeste cómplice del “Aprender 2016”

Cuando llegó octubre el gobierno aplicó la primera prueba del Plan Aprender 2016. Desde la Multicolor lanzamos una campaña de difusión del verdadero significado de este plan de reforma educativa, señalando que se trata de la primera fase de lo que viene después: una vez publicados los resultados en el 2017 tratarán de instalar la idea que “la manera de mejorar la educación de los chicos es formando a los docentes en función de lo que el mundo actual necesita”. Es decir: luego del operativo de “sensibilización” vendrá el operativo de “culpabilización” y estigmatización de los docentes como los responsables de la falta de educación de los estudiantes. Entonces darán paso a justificar la necesidad de condicionar el monto salarial a los resultados de los exámenes. Si se obtienen “buenas notas” de los estudiantes y del docente… el salario sube; y si las notas son bajas, el salario será menor. Y como sucede en México hace tiempo, si se repiten las “malas calificaciones”… viene el despido del docente! En su lugar se pasa a un sistema de jerarquías salariales de acuerdo a “productividad” del trabajo. Una forma de concebir la tarea docente como si estuviésemos en una empresa.

Esta competencia también rige para las escuelas. Porque se establecería un criterio de cuanto mejor sean los resultados de los docentes y los alumnos de un establecimiento se le destinarán más recuerdos pedagógicos y más dinero para “caja chica”. Así lo señala el ministro Bullrich: “Si la escuela mejora un 10% con respecto al año anterior, podemos darle una nueva biblioteca. Si mejora un 20% los chicos de 7º año podrán viajar a Bariloche.” Claro que esto atenta contra el principio básico de distribución justa en donde se supone que se le deben asignar más recursos a quienes más los necesitan y no más recursos en función del “mérito” medido por los resultados de estos exámenes.

Sin embargo, a pesar de que la Lista Celeste dijo que no estaba de acuerdo con el Aprender 2016 no lanzó un plan de lucha para detenerlo! Dejó que se aplique sin ninguna resistencia! Dicen que defienden la Educación Pública pero a la hora de defenderla no mueven ni un dedo! ¿Qué clase de dirigentes sindicales son estos?

Necesitamos una nueva dirección sindical

El año que viene todo augura que las cosas irán para peor. La inflación no cede y las noticias que vienen del mundo con el gobierno derechista de Trump indican señales negativas para los pueblos del mundo. Seguramente nuestro país se verá afectado por su plan económico y Macri ya ha mostrado que buscará “colaborar” con este siniestro personaje. Por eso es que tenemos que prepararnos para defender nuestro salario. Pero con una dirección como la Lista Celeste de Baradel es imposible. Necesitamos continuar el camino de construcción de la Lista Multicolor, donde bajo la pluralidad de ideas las distintas agrupaciones combativas venimos uniéndonos para la lucha. Hoy más que nunca hace falta que los trabajadores demos un paso al frente y salgamos con todo a pelear por nuestros derechos.

Lista Gris Carlos Fuentealba

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb