Campaña de apoyo a Alika

Durante la tarde del sábado pasado tuvo lugar en nuestro local partidario del barrio Villa Crespo una charla – debate en la que nuestra compañera, Marina Hidalgo Robles, compartió con todos los y las concurrentes su experiencia en Tierra del Fuego acompañando el juicio de AlikaKinan.

Desde Las Rojas, venimos acompañando al caso deAlika, a quien conocimos a través de su lucha en los talleres del Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario de donde nació una gran coordinadora en contra de la trata y la explotación sexual que se plateó como primer medida dar acompañamiento al juicio en el que Alika es querellante contra los proxenetas del prostíbulo Sheik y el Estado como cómplice necesario de la situación de explotación a la que se vio sometida durante 20 años. A la charla asistieron muchas compañeras que viajaron con Las Rojas al encuentro de mujeres, participaron de los talleres de Trata y Explotación sexual, y quedaron muy impresionadas por la historia y la fuerza de Alika.

La primer medida de la campaña de apoyo al juicio fue un escrache en la casa de Tierra del Fuego el mismo día que comenzaron las audiencias del que participamos activamente con nuestra batucada y nuestras banderas abolicionistas. Al mismo tiempo, nuestra compañera viajó a Ushuaia para acompañar aAlika durante el juicio que es de una importancia enorme para lucha contra las redes de explotación, ya que viene a demostrar que la trata y la explotación sexual son dos caras de una misma moneda porque si la trata de personas existe es para sostener las redes de explotación sexual que funcionan al amparo del poder estatal.

En el transcurso de la charla, se puso en cuestionamiento la posición regulacionista que argumenta que habría mujeres que decidirían autónomamente ejercer la prostitución como un “trabajo”. Lo que quedó claro con el relato de cómoAlika fue cooptada por las redes de explotación sexual en Ushuaia es que la mayor parte de las mujeres en situación de prostituciónviven encontextos de extrema necesidad económica y vulnerabilidad social que las hace carnada fácil de las en las redes prostibularias donde sondiariamente explotadaspor sus proxenetas, violentadas susprostituyentes y totalmente abandonadas por Estado al punto de no tener posibilidad alguna de construir proyectos alternativos al circuito prostibulario. Lo que está descripción atestigua es que las mujeres no pueden elegir absolutamente nada porque que la autonomía, en la situación de extrema vulnerabilidad y explotación en la que se encuentran las mujeres, no existe.

Otro de los puntos importantes del juicio que se recalcaron en el debate es el hecho de que Alika, además de asus proxenetas,lleva al banquillo de los acusados al Estado por no protegerla de la situación a la que estuvo sometida, por entender también quehubo complicidad entre el Estado y los proxenetas, incluso durante el juicio se afirmó que el Estado tomó un carácter de socio de las mismas redes, ya que sacaba rédito de la explotación sexual de las mujeres por ejemplo mediante el cobro de las libretas sanitarias para habilitar las whiskerías.

Una de las conclusiones sacadas a partir del testimonio de nuestra compañera sobre el juicio es que en Ushuaia los prostíbulos como el Sheik funcionan con habilitaciones municipales y los únicos que se ven beneficiadoscon esta reglamentación son los proxenetas que con la ayuda del Estado pueden llevar a cabo sus actividades a plena luz del día y legitimados por el Estado. Las mujeres no estaban más cuidadas por haber ordenanzas municipales que reglamentaran los locales nocturnos, sino que estaban aún más atadas a sus proxenetas.

Vamos a seguir acompañando en las calles la resolución del juicio porque no confiamos en esta justicia que ampara diariamente la violencia contra las mujeres, que dejó libres a los tratantes de Marita Verón y metió presa a Belén. Lo que queda es seguir aportando a que el apoyo crezca para que la sentencia sea favorable a Alika y a la pelea contra las redes de trata y explotación sexual en todo el país.

 

Verónica R.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb