El miércoles 26 de Octubre, Las Rojas nos enteramos que una joven que participaba de las Jornadas de Sociales en la UNlu Sede San Miguel, había sufrido un abuso por parte de un estudiante de dicha universidad.

Esta situación evidenció que no había sido la única mujer que padecía este tipo de violencia, ya que muchas otras compañeras comenzaron a manifestar haber vivido situaciones similares con el mismo sujeto.

 

Los cómplices también son responsables

 

El día jueves por la tarde, se llevó a cabo una asamblea convocada por familiares, amigos de la joven y diferentes organizaciones estudiantiles.

En el espacio asambleario además de repudiar los hechos, se denunció la complicidad de la Gestión de la Universidad con Eva Sarka (directora del CR San Miguel) al frente.

La dirección manifestó en varias oportunidades el conocimiento sobre lo que estaba sucediendo, que habían recibido varias exposiciones y denuncias por parte de varias estudiantes desde hacía ni más ni menos que ¡TRES AÑOS!

La gestión de la universidad no tomó ninguna medida y de este modo garantizó durante años la impunidad de un estudiante que siguió acosando compañeras aún a con el conocimiento de los directivos de la sede.

Actualmente la gestión intenta “remediar” la situación ¿cómo? ¡Solicitando al municipio más policías para la puerta de la institución!.

Las mujeres no queremos más policías,  cómplices de las redes trata  o aquellos  que se encargan de hostigar a las mujeres cuando éstas radican una denuncia por violencia de género.

¡Lo que las estudiantes queremos es que la universidad expulse a los acosadores y no los encubran más!

 

Las estudiantes de la UNLu nos plantamos y dijimos basta

 

El mismo jueves en el marco de la asamblea las estudiantes nos plantamos y dijimos ¡BASTA!  Entre diferentes medidas votadas, se decidió por unanimidad sacar al estudiante del aula en la cual se encontraba cursando con total impunidad. Y fue con esa fuerza, con la que nos caracteriza, la de la organización, la del #niunamenos, la del extraordinario Paro de mujeres, que expulsamos al acosador de la UNLu.

Luego de esa extraordinaria  acción es que desde el movimiento estudiantil, junto a las organizaciones del movimiento de mujeres,  le arrancamos a la gestión una resolución que prohíbe la entrada del estudiante a la Universidad, sin embargo desde Las Rojas llamamos a no confiar en esa misma gestión que ocultó esta situación durante años.

En ese sentido llamamos al conjunto de las compañeras  a seguir organizándonos para que sean ellos, los abusadores, los violentos los que tengan miedo.

Para continuar desenmascarando las complicidades tanto dentro como fuera de la Universidad, la de la gestión, la justicia y los gobiernos.

Para seguir construyendo un movimiento de mujeres independiente y de lucha en las calles.

¡Arriba las mujeres que luchan!

Las Rojas UNLu

Conducción del Centro de Estudiantes de Trabajo Socia y Cs. De la Educación.

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb