LA MOVILIZACIÓN HACE RETROCEDER AL GOBIERNO –

 

“Nos han declarado la guerra a las mujeres polacas, y estamos aquí para decirles: ¡no van a ganar esta guerra!

 

Después de distintas manifestaciones que se propagaron durante el fin de semana, el lunes 3 de octubre las activistas polacas convocaron a una “huelga de mujeres” y a una movilización en la que decenas de miles de mujeres y hombres marcharon en Varsovia repudiando el proyecto del gobierno de prohibir totalmente el aborto en ese país.

Aunque no se conoce todavía el alcance de la huelga, se suspendieron las clases en varias universidades y muchos restaurantes y comercios aparecieron cerrados. Las agrupaciones que organizaron la protesta llamaron a las mujeres a no ir a trabajar pidiendo licencia o alegando enfermedad.

También se realizaron masivas manifestaciones de solidaridad en Berlín, Bruselas, Kiev y otras sesenta ciudades europeas, y en decenas de ciudades del país además de la movilización central de la capital.

Polonia tiene una legislación sobre aborto que es la más reaccionaria de Europa: solo son legales los abortos en caso de violación, incesto, malformación fetal o riesgo de vida de la madre. Aun así, después de una campaña reaccionaria que logró 450.000 firmas, el PiS (partido Ley y Justicia), que tiene mayoría parlamentaria, presentó un proyecto de ley para prohibir totalmente el aborto en cualquier caso; el proyecto estipula penas de cinco años de prisión para las mujeres que se practiquen abortos, incluidas víctimas de violación, y doctores, e incluso la apertura de investigación en los casos de aborto natural.

Sin embargo, la lucha del movimiento de mujeres, al grito de “¡Queremos médicos, no misioneros”, logró hacer retroceder al gobierno. Jarosław Gowin, ministro de Ciencias y Educación, anunció el miércoles 5 que el gobierno no seguirá adelante con el proyecto de ley y que las protestas y manifestaciones “nos han hecho pensar y nos han enseñado a ser humildes”. Es de notar que cuando comenzó a llamarse a la movilización del 3, el ministro de Asuntos Exteriores Witold Waszczykowski se había burlado de las mujeres: “Déjenlas jugar. Si alguien cree que no hay problemas más serios en Polonia hoy, adelante”.

El movimiento de mujeres de todo el mundo debe saludar el triunfo de las compañeras polacas, que se logró retomando el camino de la huelga y la movilización, enfrentando al gobierno en las calles. Como expresó en su discurso una de las convocantes a la movilización, las mujeres sintieron que el gobierno les había declarado la guerra, a la guerra fueron, y ganaron. Y esto sucedió en el país más católico de Europa, uno de los más católicos del mundo, que además ahora sufre un gobierno reaccionario apoyado en la Iglesia.

Transcribimos los dichos de una inmigrante polaca residente en Berlín que se movilizó en esa ciudad en apoyo a la lucha de sus compatriotas, porque sus palabras, muy gráficas y conmovedoras, podrían haber sido dichas en la Argentina. La compañera cuenta que recientemente sufrió un aborto espontáneo y que en el hospital de Berlín donde la atendieron, los médicos le dijeron que “probablemente había un problema genético y que debía agradecer a mi cuerpo, porque me protegió como debía. En un hospital polaco en la misma situación, además del trauma de perder al bebé hubiera debido pasar por el trauma de las preguntas, acusaciones, indicaciones morales, vergüenza, miedo, negación de ayuda y hasta la posibilidad de cárcel, hubiera quedado traumatizada el resto de mi vida. Me manifesté hoy, porque simplemente no puedo aceptar las nuevas propuestas de ley sobre aborto en Polonia. Si se aprueban, destruirán el cuerpo, mente y alma de la mujer. Aunque me quede sin habla, ¡levantaré mi voz!”.

El triunfo del movimiento de las mujeres polacas no deja dudas: se puede pelear por el derecho al aborto aún en las circunstancias más desfavorables. Es posible lograr avances en esta pelea. Los gobiernos reaccionarios no son intocables. La lucha es en las calles, es del movimiento unificado y es contra el gobierno. A dos días del 31º Encuentro de Mujeres en la Argentina, ¡organicemos desde el Encuentro nuestro Lunes Negro!

¡Libertad y absolución de Belén, Yamila y Victoria!

¡Movilización unitaria en todo el país para enfrentar al gobierno, por la aplicación del fallo de abortos no punibles, por aborto legal en el hospital!

 

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb