Los trabajadores de Bimbo Pilar se encuentran de paro en rechazo a los 100 despidos llevados adelante el martes 20. Al momento, la empresa mexicana se negó en el Ministerio de Trabajo a acatar la conciliación obligatoria y amenaza con despedir a 30 trabajadores más si continúan con las medidas.

La patronal argumenta los despidos en la baja de producción pero es un hecho conocido que están construyendo una planta nueva en Córdoba para ampliar su producción a la zona de Cuyo y el Norte del país, con un costo de 450 millones de pesos. Osea, que mientras dice tener crisis, amplía su producción e invierte una millonada, como pocas patronales se animan a hacer bajo el gobierno de Macri. Se ve que se sienten muy a  gusto con este gobierno ajustador y anti obrero.

El ataque a los trabajadores se da en el marco de la renovación de la conducción verde del STIA BA (sindicato alimenticio de la Provincia de Buenos Aires) dirigido por Morán hace 45 años. Esta conducción tiene escuela en dejar en banda a los trabajadores, como ya ha pasado con Cresta Roja y muchas otras luchas. Es sabido que las direcciones burocráticas, como se les llama a las conducciones traidoras, acuerdan los nombres de la lista de los despedidos con la patronal, aprovechando para sacarse de encima a los opositores y activistas.

Hay que seguir con el paro, sin olvidarse que los burócratas siempre buscan la división entre los de adentro y los de “afuera”. La unidad hoy es el paro. Ellos quieren dividir, meter miedo a los que están a adentro diciendo que es muy arriesgado mantener el paro, que la empresa ya dijo que va a seguir despidiendo si hay quilombo. Mientras le comen la  cabeza a los despedidos con que lo mejor es arreglar. ¡Si el sindicato quiere luchar que llame al paro en todo el gremio!

Hay que tener bien claro que si pasan estos despidos, la situación para los que queden trabajando va a ser más dura. La empresa es verduga, si nos derrota va a ajustar más e incluso podría ir por nuevos despidos.

Bimbo Pilar ya se había llevado dos líneas de producción a Córdoba, por lo que los compañeros que trabajaban en ellas quedaban casi sin tareas. Fue la presión de los trabajadores a los delegados Verdes lo que impidió que se llevaran más líneas. Con esa misma fuerza hay que exigir la reincorporación inmediata de los 100 compañeros. Oponerles a los que quieren dividir la más dura unidad de los trabajadores con un objetivo: ¡TODOS ADENTRO!

Desde el Nuevo MAS apoyaremos todas las medidas de lucha que se lleven adelante y nos ponemos a disposición para lo que necesiten. ¡Fuerza compañeros, la unidad de los trabajadores y los luchadores es la clave para vencer!

Corresponsal

Dejanos tu comentario!

  • IzquierdaWeb